Translate

jueves, 20 de febrero de 2014

“LUCHAD POR VUESTRA LIBERTAD, MIS QUERIDOS NIÑOS"




Madre María
“LUCHAD POR VUESTRA LIBERTAD,
 MIS QUERIDOS NIÑOS"

  Por: Concepción Palacios-Raminayat.
El 20 de Febrero de 2014


Saludos Mis Hijitos Queridos.

Yo Soy Vuestra Madre María, y estoy hoy con todos vosotros, a través de mi amada niña Raminayat. Sé que estáis muy preocupados por los acontecimientos que se están sucediendo en distintas partes de vuestro amado planeta.

Muchos de vuestros hermanos y hermanas están muriendo en estos días, por grandes enfrentamientos con los medios represivos de un sistema, que se resiste a dejar el poder que ha ostentado por tanto tiempo. 
 
Es el miedo de los dirigentes políticos y de los mandatarios, el que hace que echen a la calle a todas las fuerzas de seguridad, para actuar como escudo protector de ellos mismos, y salvaguardar su idiosincrasia, su patrimonio, y su vida regalada, con todo el lujo que a vosotros os negaron.
 
No quieren perder lo que consiguieron a base de engaños, de mentiras, de extorsión, y de la codicia desmedida. No quieren cederos la libertad que tanto os pertenece, y que os habéis ganado a pulso.

Últimamente, os estamos diciendo que aquellos que os han administrado las finanzas y las riquezas que siempre han sido vuestras, esos bandidos despiadados, ya se rindieron y ya fueron apresados. Otros, se quitaron la vida ante aquello que les esperaba. No lo pudieron resistir. Era mayor el miedo a lo que vendría después, que decidieron seguir ese falso camino del suicidio.

Los respetamos y los amamos, pues también son hijos de Dios, aun cuando no compartimos sus muchas fechorías, y el daño tan grande que os hicieron. Esos ahora ya no os pueden hacer ningún mal.

Todo se acabó para ellos en esta fisicalidad; pero sé que os preguntáis: y entonces, ¿porqué todavía seguimos sometidos a gobiernos y políticos corruptos, que siguen gobernándonos despiadadamente, y sin el más mínimo pudor ante nuestro sufrimiento y nuestras carencias?

Mis queridos hijitos, eso ya está también a punto de terminar.

Tenéis que saber, mis pequeños, que todas esas personas que están muriendo en estos momentos, en todos estos países con desordenes y revueltas en las calles, son un ejemplo para todos vosotros. Sean ciudadanos de vuestros países o no lo sean, al fin y al cabo, son vuestros hermanos y hermanas. 
 
Ellos tienen que ser un ejemplo de valor, de fuerza, de coraje, de amor, y de esperanza y libertad para todos vosotros. Ellos no están dando su vida a cambio de nada. Lo están haciendo por un buen motivo, y es por el despertar de la conciencia de todos aquellos que aún permanecen dormidos.

Mirad, antes de nacer a esta vida presente, todos aquellos que están muriendo, y los muchos que aún tienen que morir, decidieron dar su vida por sus hermanos y hermanas, por su libertad, y por su despertar. Todo esto ya estaba pactado antes de nacer, allí en la Luz se firmó el contrato, y hoy y en días sucesivos, ese contrato se está cumpliendo. Así tiene que ser, pero nada será en vano, todo será por un mundo mejor y más justo.

Que el sacrificio de todos ellos sea recogido por vosotros, y que no se pierda en el olvido de los tiempos, como siempre se hace. Esto os tiene que servir para aprender que nada se os da gratis, todo tiene un precio. La libertad tiene su precio; así pues, no malgastéis estas vidas, ofrecidas por un Mundo Nuevo en igualdad, en paz, en armonía, y estabilidad.

No quiero que os centréis en el dolor, la rabia, la ira, la cólera, el miedo, ni el sufrimiento por los que partieron. Ni por la incertidumbre de que será de vosotros.

Antes de que disfrutéis de un Mundo mejor, dulce, muy dulce, tenéis que dejar partir todo lo viejo, lo que no tiene cabida en la Nueva Tierra.

Podéis enviar Luz, y Amor a los que partieron, podéis hacer ofrendas, meditaciones, cadenas de Luz, oraciones... Todo aquello que ancle el Amor en la Tierra. Así los ayudareis amorosamente, y su sacrificio no será en vano para nadie, pues ellos se ofrecieron voluntariamente, y en agradecimiento, cuando retornen de nuevo a la tierra, que para entonces será un lugar muy bello y hermoso, lo harán como Ángeles de Dios, Sembradores de Amor, Luz y Armonía.

No sufráis por ellos, tampoco por vosotros, tendréis eso que os prometimos y que ya está al caer, de hecho ya se empezó el reparto, y aunque todos estáis necesitados, siempre hay hermanos y hermanas que están más necesitados aún que vosotros. Sed justos y comprensivos, mis queridos niños. Ya estáis a punto de recibir vuestro justo premio, esa ayuda que tanto necesitáis.

Los que os encontráis en esos países de revueltas, de desordenes, y en estados belicosos, sois seres que también os ofrecisteis a vivir en esos escenarios para vuestro progreso, avance y crecimiento espiritual. Creedme, con todas estas experiencias, estáis aprendiendo mucho.

La ayuda que podéis aportar a vuestros hermanos y hermanas que aún no despertaron a la Luz de la Conciencia, es, el del ánimo, la fuerza, el tesón, la constancia, la valentía...

¡¡¡Luchad mis queridos niños por lo que es vuestro!!!

¡¡¡Por vuestra libertad!!!

No dejad que os sigan mancillando, vuestro honor tiene que estar por encima de todos esos corruptos que todavía os oprimen, y no os dejan brillar con la Luz de Vuestro Hermoso Ser.

¡¡¡Luchar por lo que es vuestro, nosotros os apoyamos!!!

¡¡¡Echaros a las calles, sin miedo!!!

Eso es lo que ellos temen de vosotros. No os quieren despiertos, si no sometidos y prisioneros de un sistema, que tiene ya los días contados, gracias a vosotros. Si queréis, podéis conseguir vuestra ansiada libertad.

Mis queridos hijitos, yo como vuestra Madre Celestial, y todos los Maestros de Luz que me acompañan en estos momentos y siempre, os decimos: ¡¡¡Animo, pequeños!!! ¡¡¡estamos con vosotros, os apoyamos!!!

Mi amado hijo Jesua, que fué un libertario, un rebelde de la época, me anima a deciros: ¡¡¡que ahora es el momento!!!

“Los tiempos, esos tiempos que siempre habéis esperado para actuar, son ahora”

“No perdáis tiempo, la recompensa es Grande mis queridos niños”

Mi querida niña Raminayat, está muy cansada, pues madruga mucho para cumplir con su trabajo. Ella estaba haciendo una meditación tranquila, en paz, y no la he dejado terminar. La he pedido que se ponga a escribir, y que publique este mensaje en el Grupo que hemos creado recientemente de Las Rosas de María. Ni siquiera la voy a dejar que lo publique primero en su Blog, la estoy apremiando para que lo haga primero en el Grupo.

Mis queridos hijitos seguiremos en contacto, esto es lo que quería deciros hoy.

Os envuelvo con todo mi Amor, mi Luz, y mi Compañía, que siempre está con vosotros, estéis donde estéis.

Os protejo y os cubro con mi Manto Azul de la Gracia Divina.

Yo Soy Vuestra Querida Madre María.

Concepción Palacios-Raminayat.
 
 
“LUCHAD POR VUESTRA LIBERTAD MIS QUERIDOS NIÑOS

Mensaje Recibido por: Concepción Palacios-Raminayat.
El 20 de Febrero de 2014

 
 Saludos Mis Hijitos Queridos.

Yo Soy Vuestra Madre María, y estoy hoy con todos vosotros a través de mi amada niña Raminayat.
Sé que estáis muy preocupados  por los acontecimientos que se están sucediendo en distintas partes de vuestro amado planeta.

Muchos de vuestros hermanos y hermanas están muriendo en estos días por grandes enfrentamientos con los medios represivos de un sistema que se resiste a dejar el poder que ha ostentado por tanto tiempo. Es el miedo de los dirigentes políticos y de los mandatarios  el que hace que echen a la calle a todas las fuerzas de seguridad para actuar como escudo protector de ellos mismos, y salvaguardar su idiosincrasia, su patrimonio, y su vida regalada con todo el lujo que a vosotros os negaron; no quieren perder lo que consiguieron a base de engaños de mentiras, de extorsión, y de la codicia desmedida, no quieren cederos la libertad que tanto os pertenece y que os habéis ganado a pulso.

Últimamente os estamos diciendo que aquellos que os han administrado las finanzas y las riquezas que siempre han sido vuestras, esos bandidos despiadados ya se rindieron y ya fueron apresados, otros se quitaron la vida ante aquello que les esperaba, no lo pudieron resistir, era mayor el miedo a lo que vendría después, que decidieron seguir ese falso camino del suicidio.

Los respetamos y los amamos, pues también son hijos de Dios, aun cuando no compartimos sus muchas fechorías y el daño tan grande que os hicieron. Esos ahora ya no os pueden hacer ningún mal.

Todo se acabó para ellos en esta fisicalidad; pero sé que os preguntáis: y entonces, porqué todavía seguimos sometidos a gobiernos y políticos corruptos, que siguen gobernándonos despiadadamente y sin el más mínimo pudor ante nuestro sufrimiento y nuestras carencias?

Mis queridos hijitos, eso ya está también a punto de terminar.

Tenéis que saber mis pequeños, que todas esas personas que están muriendo en estos momentos en todos estos países con desordenes y revueltas en ellas calles, son un ejemplo para todos vosotros, sean ciudadanos de vuestros países o no lo sean, al fin y al cabo son vuestros hermanos y hermanas. Ellos tienen que ser un ejemplo de valor, de fuerza, de coraje, de amor, y de esperanza y libertad para todos vosotros, ellos no están dando su vida a cambio de nada, lo están haciendo por un buen motivo, y es por el despertar de la conciencia de todos aquellos que aún permanecen dormidos.

Mirad, antes de nacer a esta vida presente, todos aquellos que están muriendo, y los muchos que aún tienen que morir, decidieron dar su vida por sus hermanos y hermanas, por su libertad, y por su despertar. Todo esto ya estaba pactado antes de nacer, allí en la Luz se firmó el contrato, y hoy y en días sucesivos ese contrato se está cumpliendo, así tiene que ser, pero nada será en vano, todo será por un mundo mejor y más justo.

Que el sacrificio de todos ellos sea recogido por vosotros, y que no se pierda en el olvido de los tiempos como siempre se hace. Esto os tiene que servir para aprender que nada se os da gratis, todo tiene un precio, la libertad tiene su precio; así pues, no malgastéis estas vidas ofrecidas por un Mundo Nuevo  en igualdad, en paz, en armonía, y estabilidad.

No quiero que os centréis en el dolor, la rabia, la ira, la cólera, el miedo, ni el sufrimiento por los que partieron, ni por la incertidumbre de que será de vosotros.

Antes de que disfrutéis de un Mundo mejor, dulce, muy dulce, tenéis que dejar partir todo lo viejo, lo que no tiene cabida en la Nueva Tierra.

Podéis enviar Luz, y Amor a los que partieron, podéis hacer ofrendas, meditaciones, cadenas de Luz, oraciones..., todo aquello que ancle el Amor en la Tierra, así los ayudareis amorosamente, y su sacrificio no será en vano para nadie, pues ellos se ofrecieron voluntariamente, y en agradecimiento, cuando retornen de nuevo a la tierra, que para entonces será un lugar muy bello y hermoso, lo harán como Ángeles de Dios Sembradores de Amor, Luz y Armonía.

No sufráis por ellos, tampoco por vosotros, tendréis eso que os prometimos y que ya está al caer, de hecho ya se empezó el reparto, y aunque todos estáis necesitados, siempre hay hermanos y hermanas que están más necesitados aún que vosotros; sed justos y comprensivos mis queridos niños. Ya estáis a punto de recibir vuestro justo premio, esa ayuda que tanto necesitáis.

Los que os encontráis en esos países de revueltas, de desordenes, y en estados belicosos, sois seres que también os ofrecisteis a vivir en esos  escenarios para vuestro progreso, avance y crecimiento espiritual. Creedme, con todas estas experiencias estáis aprendiendo mucho.

La ayuda que podéis aportar a vuestros hermanos y hermanas que aún no despertaron a la Luz de la Conciencia, es, el del ánimo, la fuerza, el tesón, la constancia, la valentía...

¡¡¡Luchad mis queridos niños por lo que es vuestro!!!

¡¡¡Por vuestra libertad!!!

No dejad que os sigan mancillando, vuestro honor tiene que estar por encima de todos esos corruptos que todavía os oprimen y no os dejan brillar con la Luz de Vuestro Hermoso Ser.

¡¡¡Luchar por lo que es vuestro, nosotros os apoyamos!!!

¡¡¡Echaros a las calles, sin miedo!!!

Eso es lo que ellos temen de vosotros, no os quieren despiertos, si no sometidos y prisioneros de un sistema que tiene ya los días contados, gracias a vosotros, si queréis podéis conseguir vuestra ansiada libertad.

Mis queridos hijitos, yo como vuestra Madre Celestial, y todos los Maestros de Luz que me acompañan en estos momentos y siempre, os decimos: ¡¡¡Animo, pequeños!!! ¡¡¡estamos con vosotros, os apoyamos!!!

Mi amado hijo Jesua, que fué un libertario, un rebelde de la época, me anima a deciros: ¡¡¡que ahora es el momento!!!

“Los tiempos, esos tiempos que siempre habéis esperado para actuar, son ahora”

“No perdáis tiempo, la recompensa es Grande mis queridos niños”

Mi querida niña Raminayat, está muy cansada, pues madruga mucho para cumplir con su trabajo, ella estaba haciendo una meditación tranquila, en paz, y no la he dejado terminar, la he pedido que se ponga a escribir y que publique este mensaje en el Grupo que hemos creado recientemente de Las Rosas de María, ni siquiera la voy a dejar que lo publique primero en su Blog, la estoy apremiando para que lo haga primero en el Grupo.

Mis queridos hijitos seguiremos en contacto, esto es lo que quería deciros hoy.

Os envuelvo con todo mi Amor, mi Luz, y mi Compañía, que siempre está con vosotros estéis donde estéis.

Os protejo y os cubro con mi Manto Azul de la Gracia Divina.

Yo Soy Vuestra Querida Madre María.

   Concepción Palacios-Raminayat.
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada