Translate

martes, 18 de febrero de 2014

EL AMOR Y LAS PAREJAS DE LA NUEVA ERA





          EL AMOR Y LAS PAREJAS DE LA NUEVA ERA


Nuevas ideas, nuevas perspectivas, marcan el nacimiento de un nuevo sentido en las relaciones de pareja. Actualmente hay muchas rupturas por vibraciones distintas entre ambas partes, problemas personales, etc.  También ahora ocurre que hay quien despierta a la realidad actual, y deja de aguantar con las situaciones que llevan arrastrando desde hace tiempo.

Las nuevas parejas conectadas a la nueva vibración, son parejas muy especiales, con una consciencia de luz y amor, y conscientes de la renovación cada día de su conquista-enamoramiento a la pareja, siendo así cada día una nueva experiencia, llena de ilusión, felicidad, amor y consciencia.
Parejas conectadas álmicamente, luego la atracción predominante no es física ni pasional, sino espiritual, y por lo tanto la atracción y felicidad es muy duradera. Una pareja más holística, que comparten físicamente, sentimentalmente, intelectualmente y además espiritualmente, siendo ésta última la cualidad más destacada e importante.

Este nuevo enfoque del amor es una vía para crecer, evolucionar, expandir la conciencia y alcanzar la divinidad a través de esta experiencia. Hay que saber estar con uno mismo, pero sin sentir soledad, sino todo lo contrario, sintiéndote feliz por dedicarte tiempo, conectando con tu interior, con tu paz, autodescubriéndote. Es elegir cada día estar contigo.

Mientras tanto, y hasta que llegue a ti la persona que te corresponde, debes de trabajarte personalmente para 
elevar tu vibración, y así el universo te pondrá a 
esa persona delante de ti. Incluso puede que esa 
persona ya haya pasado antes por tu vida, 
pero que no la hayas visto con la claridad 
de ahora, y es porque este es el momento, 
y porque te has dado el tiempo suficiente.

Sin embargo, si durante este tiempo de espera te 
entretienes con pequeñas distracciones, vas de acá para 
allá hasta que llegue el gran amor, pues al estar tu 
sistema de información ocupado energéticamente 
por alguien, aunque sea algo esporádico, hará que la 
llegada de ese gran amor se retrase, y si son muchas 
veces las que haces esto, puede que ese gran amor 
no llegue jamás.

Lo mismo ocurre si esa persona ya está en
 tu vida, pero no terminas de sentirla o tenerlo claro, 
pues esto muchas veces se da porque el sistema 
informático de la persona está saturado, o con 
una información de baja vibración, o desfasada, 
y que no se ajusta a la actual.

Incluso estas pequeñas distracciones, el universo
 lo interpreta como que has bajado el listón de 
ese gran amor. Que te conformas con menos - 
lo que te traerá cada vez personas de menor vibración, 
y que también hará bajar la tuya. Es como un bloqueo 
que te haces tu mismo, al dejarte llevar por las
 pasiones o falsa felicidad. Y digo falsa, porque al no
 partir del corazón, tiene los días contados.

Antes los vínculos de pareja eran por necesidad, y 
ahora son vínculos para complementar y compartir.
Antes eran seres incompletos y se movían desde 
la carencia, y ahora son completos y por eso 
pueden compartir. Primero debe de ser feliz 
uno mismo, para después poder compartir.

Las nuevas parejas están unidas, pero sin perder 
la libertad. Dos seres completamente entregados,
 viviendo el amor y que unen sus almas en armonía, 
plenitud, pasión, sencillez, dulzura, y admiración, sin importarles los demás, sin bloqueos, ni trabas, etc.
Un amor libre, sin tener que guardar las formas,
 ni normas establecidas, un amor libre actuando espontáneamente como los niños.

Vivir solo es antinatural, todos tenemos y necesitamos 
unirnos a nuestro complemento, puede que no lo
 encontremos a la primera, pero no por ello hay 
que desistir. La vida es para vivir en pareja.

Cuando dos almas se encuentran, este puede considerarse 
un momento sagrado, y es vivir el tiempo en el no tiempo,
 en el que cada día aparece de forma natural y espontánea,
 la reconquista de la pareja, disfrutando así de una 
relación y una vida plena.

Nuevas ideas, nuevas perspectivas marcan el nacimiento
 de un nuevo sentido en las relaciones de pareja.
Actualmente hay muchas rupturas por vibraciones
 distintas entre ambas partes, problemas personales, etc.
También ahora ocurre que hay quien despierta a 
la realidad actual y deja de aguantar con las 
situaciones que llevan arrastrando desde hace tiempo.

Las nuevas parejas conectadas a la nueva vibración, 
son parejas muy especiales con una consciencia 
de luz y amor, y conscientes de la renovación 
a cada día, de su conquista-enamoramiento a la 
pareja, siendo así cada día una nueva experiencia,
 llena de ilusión, felicidad, amor y consciencia.

Parejas conectadas álmicamente, luego la atracción predominante no es física ni pasional, sino 
espiritual, y por lo tanto la atracción y felicidad es 
muy duradera.

Una pareja más holística, que comparten físicamente, sentimentalmente, intelectualmente y 
además espiritualmente, siendo ésta última 
la cualidad más destacada e importante.

Este nuevo enfoque del amor es una vía para crecer, evolucionar, expandir la conciencia y alcanzar la divinidad 
a través de esta experiencia. Hay que saber estar con uno mismo, pero sin sentir soledad, sino todo lo contrario, sintiéndote feliz por dedicarte tiempo, conectando con tu interior, con tu paz, autodescubriéndote. Es elegir 
cada día, estar contigo.

Mientras tanto, y hasta que llegue a ti la persona que te corresponde, debes de trabajarte personalmente para
 elevar tu vibración, y así el universo te pondrá a esa persona delante de ti. Incluso puede que esa persona ya haya pasado antes por tu vida, pero que no la hayas visto con
 la claridad de ahora. Y es porque este es el momento,
 y porque te has dado el tiempo suficiente.

Sin embargo, si durante este tiempo de espera te entretienes con pequeñas distracciones, vas de acá para allá hasta que llegue el gran amor, pues al estar tu sistema de información ocupado energéticamente por alguien, aunque sea algo esporádico, pues la llegada de ese gran amor se retrasa, y 
si son muchas veces las que haces esto, puede que
 ese gran amor no llegue jamás.

Lo mismo ocurre si esa persona ya está en tu vida pero no terminas de sentirla o tenerlo claro, pues esto muchas veces se da porque el sistema informático de la persona está saturado o con una información de baja vibración o desfasada y que no se ajusta a la actual.

Incluso estas pequeñas distracciones el universo lo interpreta como que has bajado el listón de ese gran amor a conformarte con menos, lo que te traerá cada vez personas de menor vibración y que también hará bajar la tuya, es como un bloqueo que te haces tu mismo al dejarte llevar por las pasiones o falsa felicidad, y digo falsa porque al no partir del corazón tiene los días contados.
 
Antes, los vínculos de pareja eran por necesidad, y 
ahora son vínculos para complementar y compartir.
Antes eran seres incompletos, y se movían desde la 
carencia, y ahora son completos, y por eso pueden 
compartir. Primero debe de ser feliz uno mismo, 
para después poder compartir.

Las nuevas parejas están unidas, pero sin perder la libertad.
Dos seres completamente entregados viviendo el amor,
 y que unen sus almas en armonía, plenitud, pasión, 
sencillez, dulzura, y admiración, sin importarles los demás, 
sin bloqueos, ni trabas, etc. Un amor libre, sin tener que guardar las formas ni normas establecidas, un amor libre actuando espontáneamente, como los niños.

Vivir solo es antinatural, todos tenemos y necesitamos 
unirnos a nuestro complemento. Puede que no lo 
encontremos a la primera, pero no por ello hay 
que desistir. La vida es para vivir en pareja.

Cuando dos almas se encuentran, este puede considerarse 
un momento sagrado, y es vivir el tiempo en el no tiempo, 
en el que cada día aparece de forma natural y espontánea 
la reconquista de la pareja, disfrutando así de una 
relación y una vida plena.

Gracias MISIÓN RAHMA New York

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada