Translate

sábado, 5 de enero de 2013

En contacto con mi Madre







En Contacto con mi Madre

Por María Ruso

4-1-2013



En el transcurso, de estos primeros días del año, y 
notando cambios en medio de lo que me rodea, he 
preguntado a mi Madre, la santísima Virgen María. 
Después de brindarle unas oraciones que son rosas, 
 si, un ramo de rosas para ti, amada Madre.

Parece todo Nuevo?, en verdad?; Madre Mía!
 

Soy María, tu Madre, hija, y pequeña, y he venido a 
ti para contestar a tu pregunta.

Este no será un mensaje personal, sino también a 
 todos mis niños, que se preguntan, cual es el 
verdadero cambio, que aun algunos no pueden ver
 con sus propios ojos.

En verdad, niños, de mi corazón, es una percepción 
diferente, la que estáis, aprendiendo. Mi Luz, se 
extiende por todos los confines de vuestra Tierra, y 
también por el universo y las miles de galaxias, de lo 
creado, de todo lo que es.

La manifestación es infinita, y solo se percibe, 
 si vuestra consciencia esta despierta, 
 y expectante a las señales, que constantemente 
 se están enviando.

Estas señales, si son visibles, ante los ojos humanos.
Muchos de ustedes, mis niños, estáis pasando 
por situaciones, difíciles, que les ha hecho plantear
 un cambio, buscando nuevos horizontes. Porque comprendisteis, que vivir en esta realidad tan 
 densa, ya no es ni siquiera humano.

Dentro de vuestros corazones, anheláis encontrar 
un poco de remanso, de sosiego, a tanta irrealidad incomprendida. Ese nuevo sentir, es una de las 
señales, que mi corazón, de MADRE, desea acudir 
a vosotros, y protegeros, y acunaros de nuevo, como 
mis hijos predilectos que sois.

Se trata de Nacer de nuevo. AHORA SOIS, MIS 
NIÑOS, PEQUEÑOS OTRA VEZ. Y os veo, con 
 dulzura, cuando realizáis una mirada a mi rostro, 
 buscando una sonrisa, una caricia, y os digo que 
estoy allí siempre, esperando que vuestra mano 
se extienda, para abrazaros de nuevo. En seguida, 
mi corazón, entra en el de vosotros, y la 
manifestación de ser ambos, un solo corazón,
 latiendo lleno de amor... que contagia a otros 
corazones, y se expande de luz. Porque esas notas 
de música que emitís, llegan a las estrellas... llegan 
a vuestro Padre, que os ha creado, y se hacen uno 
con Todo Lo Que Es.

Este nacimiento, es de mucha algarabía. Así os deseo 
que lo viváis, que experimentéis, cada instante, como 
si nunca lo hubieseis vivido antes. Y teñido de 
un nuevo sol, cálido y la suave brisa templada,
 que os inunde de luz, para siempre.

Mis ángeles me acompañan en este alumbramiento, 
vuestro alumbramiento, con canticos celestiales, 
que los podéis oír, y van directo al almas de todos
 vosotros. Las vibraciones celestiales se escuchan 
 en todo el universo. Y esto no es fantasía, ni magia. 
Vosotros sois luz, y esa luz, se viste de colores. Los 
colores que escojáis. Si... muchos colores, brillantes,
 se plasman en diferentes formas, de acuerdo a 
la intensidad. Si... la intensidad, que se refleja a la 
intención pura, proveniente del corazón, y es 
recibida por todos los seres de luz, y refractada,
 como en un espejo, volviendo a vosotros . En 
pensamientos, emociones, sentimientos nuevos... 
Os daréis cuenta, que son muy diferentes de los 
del pasado.

La nueva Humanidad, mis nuevos niños, mis retoños! Descubriréis un nuevo amanecer, con matices diversos, 
y lo mas increíble, es que vosotros pintáis el cuadro...
  El lienzo está limpio, blanco brillante. ¡Imaginad! 
Mis niños, ¿como deseáis que sean los trazos?
Finos, delgados, firmes... vuestra vida esta ahí. 
¡Preparad la Paleta! Elegid los pinceles, y comenzad
la más bella obra... vuestra Vida eterna.

Os dejo, con este paisaje, del cual, ya estáis dentro. 
Disfruten, sean felices… os amo.



Amada, Madre, me has hecho sentir, el paraíso 
aquí en la Tierra..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada