Translate

miércoles, 16 de enero de 2013

Ahora vosotros sois Cristo...



JESUS,  EL CRISTO
Ahora vosotros sois Cristo,  llevando esa luz en vuestra alma.


Por María Ruso
15-1-2013-

Siento, mucha alegría ,  internamente,  porque la presencia 
de Jesus esta,  dentro de mi corazón,  y me dice :


Yo soy Jesús el Cristo, amados hermanos en la luz,  y vengo a daros muestra de mi presencia,  en  estos momentos tan  brillantes de vuestra existencia, en  donde os encontráis. Como bien  os han  anunciado, viviendo  múltiples dimensiones a la vez. 
 
Es una manifestación  de tiempo increíble,  que no lográis comprender ,  y algunos os sentís confundidos,  otros desilusionados. Porque creéis que todo sigue igual. Pero,  vuestras realidades en estos momentos son infinitas,  y se manifiestan en  forma simultanea,  tocando y percibiendo realidades diferentes,  pues las dimensiones  han  bajado,  por las aperturas de los diferentes portales, hasta donde podéis lograr alcanzar el conocimiento multidimensional.
 
Son  momentos para recordar,  y asumir de una vez por todas,  las enseñanzas,  que en un tiempo,   os he dejado. Muchos podrán,  decir,  bueno, "pero tu eras Dios mismo,  hecho hombre,  y poseíais,  la capacidad, necesaria para poder discernir, que hacer y no hacer en  ese entonces.”
 
 Y Yo os digo,  os equivocáis, pues,  como hombre, encarnado, tenia recuerdos ,  al igual que vosotros,  los tenéis ahora, de mi divinidad que se hallaba oculta,  y con  el paso del tiempo,  se develaban, los secretos que mi Padre había dejado en mi. Pues no podéis imaginar, cuan  difícil era entonces, descifrar la gran  misión  que se me había encomendado.  
 
La llave Maestra,  se hallaba en mi consciencia,   
esa que después llamaron  consciencia cristica.
En verdad os digo que en  aquel tiempo,  vine  a enseñaros una filosofía de vida, basada en el amor. Pues en mi brotaba todo el amor que recorría mis venas,  por vosotros mis amados hermanos. Y un  gran  plan  divino,  se gestaba a mi alrededor,  cuidadosamente y minuciosamente preparado,  
 para cambiar la visión, y el corazón  de mis hermanos. 
 
Muchos de vosotros permanecisteis, junto a mí, 
en esos tiempos,  algunos conociéndome y otros sabiendo de mí,  a través de mis profetas,  y simplemente creyeron, con la certeza en el 
corazón,  que se instalaría un nuevo reino.
    
Ahora seguramente,  estáis pensando ¿que 
tiene que ver esto,  con lo que vosotros estáis experimentando? 
 
Hoy vosotros sois Cristo, y lleváis la misma 
semilla estelar,  impresa en vuestra esencia. 
Sois,  almas,  encerradas en  un vehículo,  que 
os ha llevado a distorsionar, por vuestras 
creencias erróneas, a través de los eones del 
tiempo,  pensamientos enraizados en el olvido.
Y no podéis recordar bien,  cual es el camino de regreso,  a lo que una vez, habéis pertenecido. 
 
Habéis vivido mucho, creyendo en falsas 
promesas, creadas por vuestros hermanos,  
 para poder controlaros en  cuerpo, mente   
y espíritu. Os encontráis,  como yo me 
encontraba. Caminando,  pero llevaba una luz 
en el alma,  una luz que no se podía apagar,   
era mas fuerte, y me guiaba.
 
 Ahora, vosotros sois Cristo,  llevando esa luz en vuestra alma, esa luz que se identifica con las dimensiones que conviven  simultáneas, en 
vuestra realidad aparente de 3d, y os empujan, 
a despojaros de todo aquello que no resuene  
 con vuestra nueva consciencia.
 
Entonces el recuerdo, fugas,  invaden en vuestras emociones,  y luego en los pensamientos,  como chispas  divinas de luz,  que os llevan  a ver mas claro,  y el accionar  de vuestras conductas, se hace mas perfecto,  poco a poco,  dejando una huella, y otra huella,  de la que no se volverá atrás jamás.
Es un camino sin retorno,  si vuestra consciencia 
de Cristo que sois, recuerda la conexión  eterna, en   
el fluir de vuestras existencias.
 
Mis amados hermanos en la luz,  comprended, que estáis rodeados de diversas y múltiples vibraciones 
a la vez,  y debéis elegir, con  amor, constantemente,   la mas adecuada,  porque estáis escribiendo una nueva historia.
 
 Y entonces, os preguntáis, ¿esta no es tarea fácil?
Os vuelvo a  deciros,  la llave maestra se encuentra 
en vuestra consciencia. Si os detened un instante,  hay algo que dicta vuestra consciencia. Esa es la 
luz, ese es el camino por donde comenzaran
entrar en  vibraciones más sutiles,  que coinciden  con  el deseo profundo de vuestro corazón, 
vuestra consciencia. Entonces, la elección se 
hace felicidad de espíritu, y un sentimiento de 
paz se alberga en vuestros corazones. 
 
A medida,  que se avanza, los misterios se develan,  porque ya no hay oscuros contrapuestos.
Comprended,  que un  gran  jardín se ha dispuesto ahora, lleno de colores y aromas nuevos, para 
que volváis a ser libres.

Gracias mi Jesús,  en ti confío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada