Translate

martes, 17 de diciembre de 2013

La Nueva Energía en Manifestación: "Tu Nueva Encarnación"





Arcángel Miguel

La Nueva Energía en Manifestación: "Tu Nueva Encarnación" 

A través de Keshavananda

14 de Diciembre de 2013

Se encuentran ahora en un momento crucial donde algo nuevo, algo desconocido en los viejos esquemas espirituales y de la conciencia, está ocurriendo en muchos de ustedes y conforme más se extiende abrirá la puerta para que ocurra a un nivel más generalizado. Su antiguo "yo" está desencarnando para dejar paso a una nueva encarnación en esta misma vida.

Se trata realmente de una nueva encarnación en vida. Ustedes no necesitan morir ya físicamente para volver a nacer con una nueva conciencia. Sencillamente su vieja conciencia, su viejo yo kármico ligado a la experiencia de los ciclos encarnacionales pasados ha finalizado su propósito.

Su propósito ya se ha cumplido y esto permite en el momento actual de cambio en el universo algo que rara vez se ha permitido en tiempos pasados: una nueva encarnación en vida. Esta nueva encarnación es una encarnación directa de su Ser Superior, el principio crístico de conciencia que se encuentra en la dirección de su alma e implica un cambio de propósito en su estancia aquí en la Tierra a partir de ahora.

Amados trabajadores de la luz,

Les saludamos desde el corazón de Dios, el Gran Espíritu Uno que es su verdadera naturaleza y que siempre lo ha sido y será más allá de la ilusión del mundo físico con el que ustedes hasta ahora han estado completamente identificados. 

Esta identificación se está viniendo abajo, como tantos de ustedes están ya experimentando, conforme el velo de separación que les mantenía en un profundo estado de dormidos se diluye y la presencia de su Ser, el Cristo que les une a esa verdadera naturaleza, se manifiesta más y más en todos los aspectos de su encarnación.

Nosotros desde los reinos angélicos sentimos un gran gozo según les observamos y comprobamos el gran despertar generalizado de su corazón. Conforme comprobamos la inevitable ya, unión del Cielo y de la Tierra en estos tiempos apasionantes y de gran despertar que están viviendo todos.

No es de extrañar que la percepción de su mundo actual sea de un gran tumulto pues el cambio por el que Gaia, la amada Madre Tierra, junto con su conciencia, está atravesando, supone la creación, el nacimiento, de un auténtico nuevo mundo. De una Nueva Tierra donde el Cielo ya no es algo separado y ajeno a su realidad sino un estado de conciencia superior que se integra en la experiencia de la materia.

Supone realmente una "nueva materia". Es por eso por lo que la mayoría de ustedes están sintiendo tantos cambios en las relaciones con lo que antes eran sus hábitos alimenticios, sus hábitos de sueño y en general la forma en que experimentaban lo que significaba estar encarnado en la Tierra. 

Conforme la frecuencia de su pensamiento se eleva, conforme su conciencia se une más a la conciencia del Espíritu, todas las reglas que antes regían la materia comienzan a cambiar.

La materia misma cambia al elevar la frecuencia de vibración de sus moléculas y átomos. Sus cuerpos cambian y les ponen frente a un nuevo paradigma de su relación con la materia y con el mundo. Todo su sistema energético cambia y aparecen nuevos centros energéticos hasta ahora desconocidos que les conectan con otros niveles dimensionales de su Ser.

La mayoría de ustedes lo están sintiendo. Están sintiendo cómo ya no pueden comer lo que antes comían. Están sintiendo cómo ya no pueden estar en los lugares que antes frecuentaban. Están sintiendo cómo sus patrones de sueño cambian y se vuelven por así decirlo erráticos. Para muchos de ustedes estos cambios no son fáciles de procesar pues tienen la tentación de "procesarlos" con los paradigmas de la vieja conciencia.

Comprendan cómo todos estos cambios son naturales y forman parte del proceso de elevación de su conciencia que trae una nueva realidad física, una nueva materia "ascendida". Esa materia ascendida ya no necesita, por ejemplo, sustentarse en el alimento material como antes lo hacía.

Esa materia ascendida ya no necesita el tiempo de sueño nocturno que antes la materia más densa necesitaba. Acostúmbrese a estas nuevas experiencias y eviten a toda costa procesarlas con la vieja mente. Procesarlas con la vieja mente corta su fluir, el fluir del poder de su Ser, del Espíritu en ustedes y les lleva al caos y a la confusión.

Ustedes los trabajadores de la luz, los que están leyendo esto ahora, son la "punta de lanza" de este gran cambio que llamamos la Ascensión de la Tierra. Es vital para la humanidad que ustedes comprendan y aprendan a ser completamente congruentes con lo que en el fondo de su intuición, en el fondo de su conciencia, todos saben a ciencia cierta. Es completamente vital que aprendan cada vez más a elegir el poder de su Ser, del Espíritu en ustedes en toda situación.

Les pondremos algunos ejemplos: muchos de ustedes están preocupados por su peso y continuamente utilizan básculas para monitorizarse y comprobar el estado de su apariencia física.

Si bajan de peso se preocupan y más cuando muchos de ustedes están cambiando su alimentación a una alimentación más acorde con su conciencia espiritual y con el amor. Frente a un mundo de gran densidad cuya alimentación está basada prioritariamente en la carne y que ha construido todo un cuerpo de doctrina para apoyar la necesidad de ese tipo de alimentación basada en la muerte, ustedes se preocupan por los efectos de sus hábitos alimenticios en su apariencia frente a los demás y están así muchos de ustedes en una auténtica batalla interna entre lo que su conciencia les pide y los temores que el viejo mundo y su vieja mente pone delante de ustedes.

Sepan sencillamente que las básculas no tienen ya utilidad. Medir su peso corporal ya no es un baremo para comprobar su estado de apariencia y de salud corporal. Sencillamente la materia "pesa menos" según su vibración aumenta. Esa es la razón por la que muchos de ustedes han experimentado o están experimentando reducciones en su peso corporal. No les den un significado negativo. No hagan de ello un problema. No fabriquen problemas. 

Sepan que como espíritus encarnados tienen ustedes todo el poder de crear la apariencia de su cuerpo según su propia intención. Ustedes están al mando. En última instancia, ni la comida es necesaria para materializar un cuerpo como muchos de sus yoguis que aprendieron a vivir del prana directamente ya les han enseñado en repetidas ocasiones.

El verdadero poder reside en la conciencia, en la energía del Espíritu que inunda todo el universo y todo el mundo material y no material. Ese es el poder que les instamos que asuman con la mayor congruencia. No se preocupen por las opiniones del mundo que les rodea. Comprendan que la ignorancia, el miedo y la oscuridad es lo que habla a través de las opiniones y los paradigmas del viejo mundo.

Les decíamos también cómo muchos de ustedes están preocupados por los cambios en los patrones de su sueño. Muchos están experimentando una reducción drástica en las horas de sueño que utilizaban diariamente en el pasado. Muchos están experimentando patrones cambiantes en sus horas y en sus tiempos de sueño. Comprendan también cómo eso, lejos de ser un problema, es una manifestación directa del cambio de energía en el planeta y de la elevación de su propia vibración. 

Simplemente están ustedes "despertando", y como seres despiertos necesitan menos horas de sueño. De la misma forma es también al contrario, cuando muchos de ustedes se encuentran con la necesidad de dormir un número de horas inusual.

Pueden encontrarse en momentos donde su tiempo de sueño diario se alargue, donde incluso parezca que no quieren otra cosa que dormir. No le den tampoco significado. Puede ser normal que puntualmente su cuerpo necesite largas horas de sueño para que los grandes cambios a nivel dimensional y de sus cuerpos energéticos puedan asentarse. Dejen de juzgarse a sí mismos y a lo que está bien y mal y confíen en la guía de su Ser Superior.

Están ustedes siendo guiados.

Su única tarea es permanecer atentos para no caer en los viejos patrones de culpabilidad, de debilidad, o en el otro extremo, de acción desenfrenada sin conciencia, sin objetivo. Desen su tiempo. Respétense a sí mismos y a sus procesos. Dejen de juzgarse culpabilizadoramente. 

Tengan paciencia con ustedes mismos. Verán que "la paciencia" es una de las necesidades más importantes en la intensidad de los tiempos actuales. Paciencia con ustedes mismos. Paciencia con el mundo y sus circunstancias, que quiere decir, fe en lo que les decíamos anteriormente: que están ustedes guiados.

Que no tienen nada que temer. Que realmente no hay problemas. Los problemas no existen, a no ser que ustedes decidan crearlos dándoles realidad. La clave es la Conciencia. Simplemente estén "presentes", ya sea en la acción o en el descanso y entréguense completamente a su Ser Superior, a su Presencia Crística. No creen problemas. No "fabriquen" problemas. El único problema existe cuando ustedes lo crean y deciden catalogar su experiencia como patología o "disfunción".

Ustedes crean realmente las enfermedades de sus cuerpos cuando no entienden cómo funciona la relación de la materia con la conciencia y ponen en manos de otros, médicos, sanadores o curanderos, o el estamento farmacéutico, su bienestar y las decisiones de lo que está mal o bien en ustedes. 

Es muy importante que ustedes, trabajadores de la luz, sepan que cuando acuden al estamento médico, están normalmente acudiendo a la vieja energía, al viejo paradigma que mide y cuantifica cosas que están ya fuera de su realidad, lo cual crea un tremendo campo de contradicción en sus cuerpos y en su conciencia.

Sepan que cuanto mayor es la elevación de su conciencia, mayor es el precio que se paga por entrar en esos escenarios de contradicción. Por así decirlo, alguien con un nivel de conciencia dormida en este plano, puede permitirse cosas que alguien despierto no se pude permitir. 

Cada vez que un ser despierto hace entrega de su poder inhibiéndose, por ejemplo, de su responsabilidad y entregándose a la magia de lo externo, ya sea en forma de medicinas, o en forma de cualquier otro sustituto del propio poder interno, está enviando al universo un campo de contradicción mucho más potente que el que crea una mente dormida que simplemente repite patrones establecidos y aprendidos sin atisbo de discernimiento.

Aprendan a moverse en estos nuevos escenarios desde el poder de su conciencia. No creen problemas donde no existen. El mundo que se presenta ante ustedes es un mundo muy distinto y realmente no han hecho más que "atisbarlo". No entreguen su poder a otros y en esto nos referimos especialmente a su mundialmente corrompido sistema médico y farmacéutico.

Comprendan cómo la vieja conciencia de la oscuridad ha creado un auténtico sistema de muerte, su actual sistema médico y de salud en el mundo. Un sistema de control de sus cuerpos para robarles el poder y esclavizarles a la visión del dolor y la enfermedad inevitables. Un sistema falso basado en el miedo y en la inconsciencia. 

Ese sistema es el que se les está presentando delante de sus ojos en todo el mundo ahora para que tomen conciencia y decidan elegir despertar de ese sueño de debilidad y de muerte.

Decídanse a tomar su poder.

Realmente no necesitan ni medicinas para curarse ni protegerse. No caigan en las trampas de los voceros del miedo y de la manipulación. Ustedes tienen todo el poder para sanarse así mismos pues es realmente la calidad de su vibración lo que les pone a salvo de cualquier ataque externo y de cualquier enfermedad. 

Cuando su conciencia, sus pensamientos y sus emociones están vibrando en la frecuencia del amor, cuando su mente es un canal del Espíritu, de su Ser Superior, sencillamente su cuerpo vibra en un plano diferente del mundo donde existen los virus, las epidemias y las enfermedades. Esa es la realidad. Ustedes tienen el poder.

Se encuentran ahora en un momento crucial donde algo nuevo, algo desconocido en los viejos esquemas espirituales y de la conciencia, está ocurriendo en muchos de ustedes y conforme más se extiende abrirá la puerta para que ocurra a un nivel más generalizado. Su antiguo "yo" está desencarnando para dejar paso a una nueva encarnación en esta misma vida. Se trata realmente de una nueva encarnación en vida. Ustedes no necesitan morir ya físicamente para volver a nacer con una nueva conciencia.

Sencillamente su vieja conciencia, su viejo yo kármico ligado a la experiencia de los ciclos encarnacionales pasados ha finalizado su propósito. Su propósito ya se ha cumplido y esto permite en el momento actual de cambio en el universo algo que rara vez se ha permitido en tiempos pasados: una nueva encarnación en vida. 

Esta nueva encarnación es una encarnación directa de su Ser Superior, el principio crístico de conciencia que se encuentra en la dirección de su alma e implica un cambio de propósito en su estancia aquí en la Tierra a partir de ahora.

Dicho propósito ya no tiene nada que ver con la sanación de las vidas pasadas o la resolución del karma acumulado o la solución de los conflictos todavía latentes en su personalidad. 

Es por eso por lo que muchos de ustedes, trabajadores de la luz, tras años de procesos de sanación y de trabajo interno con su pasado y con todos los bloqueos latentes en sus conciencias, están comenzando a sentir un desinterés por ese camino de sanación. Sencillamente ya no están ahí. Su nuevo ser ya no tiene nada que ver con todo eso y comienzan ahora cada vez más a experimentar una visión luminosa y amorosa de su estancia en la Tierra.

Este es el regalo del Espíritu en los tiempos finales del ciclo que culmina en la Tierra.

Esta reencarnación en vida supone el final del ciclo kármico de vidas durante los últimos 200.000 años e incluso más para muchos de ustedes. Ahora que ustedes han atravesado ya el decisivo portal del solsticio de diciembre de 2012 y el equinoccio de marzo de 2013, este proceso se irá consolidando en más y más trabajadores de la luz, arrastrando así a gran parte de la conciencia humana.

Esta nueva encarnación es la verdadera segunda venida de Cristo a la Tierra en cada uno de ustedes. Es la promesa que se hizo desde el inicio del tiempo, promesa que ahora gozosamente comienza a cumplirse para gran dicha en todo el universo. Ustedes sabrán que están en dicho proceso sin tener que preguntarlo. Simplemente lo saben y lo sabían ya. Ahora su nivel mental sencillamente lo reconocerá.

Conforme ese reconocimiento vaya teniendo lugar la confianza se arraigará más y más en cada uno de ustedes y les permitirá desplegar y desarrollar la función de amor y de luz de su alma en estos tiempos excepcionales para la Tierra. 

El desarrollo de esta función les convierte como les hemos indicado en anteriores ocasiones en verdaderos faros de luz para todos sus hermanos en comunión con la conciencia y la presencia de la Madre Tierra.

Amados trabajadores de la luz, se encuentran ustedes en unos momentos verdaderamente intensos y esplendorosos. Los tiempos del temor y de la limitación ya han pasado y ahora están comenzando firmemente a experienciar la vida desde los planos superiores del Espíritu. 

Se trata realmente de una inversión de su conciencia, de su percepción. Hasta ahora su percepción era la de cuerpos humanos con alguna intuición o experiencia espiritual. Ahora es justo al revés: seres espirituales con experiencia en cuerpos humanos.

Es por eso por lo que muchas veces les hemos hablado utilizando la expresión de "ángeles humanos". Es realmente la parte de su ángel, de su ser crístico, la que ahora toma el mando de su conciencia aquí en la Tierra. 

Es muy común el uso en su mundo de la confusa expresión de "estar con los pies en la tierra". Ahora les pedimos, amados trabajadores de la luz, que estén con los pies en la tierra. Pero son unos nuevos pies y una nueva tierra. Son los pies de su Ser Espiritual que caminan y bendicen desde el corazón a la amada Nueva Tierra que está siendo creada desde sus conciencias. 

Ese es el verdadero significado de su dicho popular. El Espíritu camina con los pies en la tierra porque ama a la Tierra desde el corazón, porque ve un mundo desde la mirada del amor.

Amados trabajadores de la luz, ahora nos despedimos de ustedes, no sin antes recordarles los poderosos tiempos que se avecinan.

Les volvemos a recordar que los solsticios y equinoccios son los puntos principales de su relación con la conciencia solar, la energía crística que fluye a través de su sol desde el Sol central de la galaxia. Les recordamos también la importancia de que recuperen su relación sagrada y venerada con el Sol de su sistema solar. 

Sientan lo que el Sol realmente representa y pídanle que alimente y active con su energía todos sus centros energéticos y su verdadera visión de luz, mientras protege su cuerpo, su piel y sus ojos. De esta forma la energía de su sol les bendecirá, pues la ascensión es imposible si se está separado del principio solar.

El próximo solsticio será un paso más en la poderosa entrada de códigos de luz que se están emitiendo desde el centro galáctico. Después del solsticio los cambios se acelerarán grandemente en la Tierra y en la conciencia humana lo que acercará más el proceso de despertar a la conciencia de masas. 

Recuerden que las turbulencias que verán en su mundo son sólo las apariencias de una vieja conciencia que pierde su centro de poder. Es a través de su perdón y de la bendición de su corazón como todas esas turbulencias se convertirán en verdaderas oportunidades de liberación y de cambio de conciencia global.

Así que les pedimos que honren los ciclos lunares y de la tierra realizando ceremonias grupales de bendición a los elementales y a la Madre Tierra, lo que les permitirá preparar su conciencia para las poderosas energías del solsticio y del verano e invierno que comienzan.

Nosotros, la jerarquía de la luz, estamos a su disposición con sólo invocarnos. Recuerden que somos uno en el corazón y que juntos somos invencibles.

Yo Soy el Arcángel Miguel portador del rayo del fuego azul de la protección y la verdad y les saludo y les abrazo desde el corazón de Dios.


© Ascensión Nueva Tierra
Keshavananda (Jesús Gómez)
http://anclajedeluz-rayma.blogspot.com.ar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada