Translate

martes, 24 de septiembre de 2013

María - 22.09.2013





MARIA
22 Septiembre 2013

Yo soy María, Reina de los Cielos y de la Tierra.
Queridos hijos e hijas del Uno, estimadas Semillas de Estrellas, muchas gracias, felicidades por vuestro trabajo y vuestro acogimiento. Es gracias a vosotros que hoy llegamos al final 
de estos tres meses de revelación, acercándonos al mes de octubre, un mes puente donde finaliza la construcción y deconstrucción de un nuevo Estado vibratorio.

Hemos llegado al punto donde todo ha sido revelado, donde el más mínimo rastro de sombra ha sido concienciado. Hoy estamos en efecto más que nunca listos, listos para la gran Reunión de las Trompetas. Hoy una gran parte de vosotros ya ha experimentado el éxtasis, el estado de “éxtasis” que se vivirá en el momento de la Traslación Dimensional.

Vuestra Transparencia es de una gran ayuda para el trabajo 
de la Luz, y para el trabajo de la Tierra. La Tierra recubierta cada vez más de Agua, la Tierra experimenta el Fuego 
del Éter, el nuevo Aire. Intensificándose cada vez más rápidamente, llegando a tal descarga de Luz en de vuestro campo de Consciencia, en vuestro cuerpo físico, haciéndoos entrar en un período que escapa a todo entendimiento, 
escapa toda voluntad de control.

No podrán utilizar mas los sistemas de previsión, o de organizaciones, la Luz viene a conducir cada uno de los aspectos. Todo lo que sigue opuesto a la Luz será la 
resistencia que vosotros mismos ofrecéis a los 
 acontecimientos. La única manera de atravesar este 
período en la Gracia es volviéndose totalmente transparentes, tanto en vosotros como en los sucesos de vuestra vida, siendo totalmente amantes, y totalmente íntegros.

La llegada de la Luz atravesando con más fuerza la magnetosfera, provocando los sonidos y las Trompetas que intensifican la presión de todas las nuevas frecuencias, conduciéndoles cada vez más, ya sea hacia un estado de resistencia o de abandono. Lo podemos resumir con la 
frase fue escrita: “El que quiera salvar su vida la 
perderá, y quien pierda su vida, entregándola a 
Cristo, este ganará la Vida Eterna.”

Este es el momento actual, y por eso hoy hijos e hijas del Corazón del Uno, vengo simplemente a demostrarles en palabras, lo que ya es una realidad en de vuestro Corazón,
 y eso es mi presencia permanente en vosotros, la presencia de la Flota Marial y de otras Naves madre sobre la Tierra. Acompañándoles y anunciándoles vuestro regreso a casa.

Les proponemos unos momentos de Comunión en el Fuego y el Agua de la Vida.


...Efusión de María...


No desfallezcan hijos, comprended que es ahora en estos momentos donde la evidencia, donde la Luz se hace más que nunca palpable en vuestro Corazón, en la Paz Infinita de la Eternidad. Nada puede ser rechazado, nada puede venir perturbar este estado.

Entonces, si hay cosas que os descentran, observad cuál es todavía vuestro posicionamiento mental, vuestro juicio. Y si aun se manifiesta una molestia a nivel emocional o mental, ¿cuál es su poder si vuestro Corazón está ardiendo, 
abrasando, consolando cada pequeño aspecto que se
 resuelve en vuestras vidas?

Tanto las Estrellas como los Ancianos y los Arcángeles estamos totalmente presentes, manifestándonos también grupalmente, acompañándoles en las comuniones, en las reuniones y encuentros con vuestros hermanos aportando la Luz, Vibración, Calma, y Paz.

Muchos de vosotros ya no estáis tocados por el sistema de control mental, por la personalidad, sois los Liberados Vivientes, aportando la disolución a la Tierra y a vuestros hermanos. Vuestro trabajo invisible a nivel de la materia es ahora muy valioso al nivel de la Luz. Recordad siempre que la Esperanza y la Fe, en los momentos donde todo parece hundirse, os ayudarán a seguir si es vuestro caso.

La Luz os quiere enteros, la Luz os quiere íntegros. Así pues, entregad todo a la Luz, entregaos totalmente, aceptad entregar esta vida. La Confederación Intergaláctica de la Luz, los hermanos de la Intra-Tierra, el Sol, los elementos astronómicos, el Fuego de Mickaël, están todos en posición. Todo sigue el camino más plácido posible, dentro es claro, unas resistencias que se pueden ver en estos momentos a nivel global. Pero como ya sabéis, el tiempo de las grandes tribulaciones se ha visto reducido, gracias al trabajo de elevación vibratoria, que se pudo suavizar este período, y esto es una Gracia.

Para todos aquellos que están en el Absoluto y que han trascendido lo efímero, mantened vuestro estado que no es un estado, mantened vuestro camino que no es un camino. 
Es decir permitidle a todo suceder sin ninguna traba, ofreciendo vuestro templo al Fuego del Amor.

Acojamos durante unos instantes el abrazo de todas las Estrellas, y de vuestra Madre Divina. Sentíos bienvenidos y acogidos en el Fuego ardiente que quema vuestro Corazón.


...Efusión de las Estrellas y María...


Más que nunca sois acogidos, y esto es gracias a vuestra acogida. Acojan todo lo que llegara a lo largo estas semanas. Estad atentos al Hilo de la Luz, a las presencias que os acompañan. Recordad que es en vuestro Centro, en vuestro estado más allá de todo estado, es decir en la Instancia de 
Paz donde encontraran todas las respuestas, toda la 
fuerza, toda la Verdad que podrán necesitar en estos
 tiempos tan acelerados.

Poco importa como habéis vivido este período, lo único importante es vuestra entrega total a la Luz, vuestra 
acogida del Fuego, del Agua, y del Éter, vuestra 
integración del Cuerpo de Luz. Esto hará de vosotros
 unos faros que  iluminan, que resplandecen por su bondad, 
por su misericordia.

Todo el conjunto del Cónclave os da la bienvenida, os dan 
su calor y su presencia. Hijos, más que nunca sois la Verdad encarnada aquí sobre la Tierra, la Verdad más allá de 
 toda verdad relativa. Sois la Sabiduría, el conocimiento
 del Corazón más allá de todo conocimiento externo. 
Sois la Luz y sois la Gracia.

Juntos llegamos hasta aquí, y juntos recorreremos el camino, 
si se puede decir así a nivel exterior, de los eventos del Fin de Ciclo. De este Gran Ciclo que se termina. Este momento tan esperado por muchos de vosotros desde hace miles y miles de años. Lo curioso es que ahora mismo os dais cuenta de que 
todo siempre estuvo aquí, ahora es mucho más fácil a vivir, 
gracias a la entrada de la Luz.

Sabéis que aquí la Eternidad se ha revelado, aportándoles
 lo que sois más allá de esta historia. Por lo tanto esto indica que ha llegado el momento en que se pueden llevar a cabo los procesos finales de la Ascensión Planetaria con la garantía de vuestra Consciencia instalada más allá de cualquier evento 
o de cualquier evento en este mundo.

Es la garantía de que la Luz, sea cual sea la situación, 
está anclada y revelada en su totalidad. Los Fuegos son encendidos, así pues mantened vuestra consciencia alerta, 
sea cual sea vuestro camino o vuestra manera: rezad, 
 meditad, interiorizad, o bien expresad, bailad, danzad. 
Nada es contradictorio, todo lleva al Centro del Centro
 para el que se ha abandonado, y entregado su vida a Cristo.

Estos son los Momentos de Fuego, donde no hay ninguna 
duda de dónde estáis instalados interiormente, no os podéis engañar, el momento es la Transparencia total. Nada puede apagar el Fuego que sois, sea cual sea la experiencia, vuestro incertidumbre o vuestra confianza, vuestra alegría o vuestra tristeza, estáis más allá de toda oscilación.

La Luz y el Fuego del Corazón seguirán estando presentes, llegando para algunos de vosotros a tomar total referencia, entrando en un estado muy interior, y si es así lo que os lo solicita la Luz, hacedlo. No duden ahora en el camino 
que os indica el Corazón, en las pequeñas acciones a 
realizar, no dudéis ahora, sino que entregaros a la Luz, entregaros al Cristo.

Yo soy María, Reina de los Cielos y de la Tierra. Vibremos juntos en el Corazón de Sirio, en el Corazón de la Tierra, 
en el Corazón de Fuego. Hoy, os emplazo a vivir estos 
tiempos, ya no de Revelación que significa “Conocer la Verdad”, sino a los Tiempos de Fuego, a la hora de la “Verdad”.

Las Puertas del Cielo se abren a la Tierra, Puertas que se disolverán ellas mismas en esta Fiesta del Amor. Gracias 
hijos e hijas, gracias por ser lo que Sois, gracias por 
manifestar la Luz, gracias.

Soy María, Reina de los Cielos y de la Tierra, soy Una en el Corazón del Uno, en cada Uno de vosotros. Todo está cumplido.

Hasta muy pronto hijos míos. Que la Gracia y la Alegría os acompañen en el Bautismo del Fuego Sagrado, en la profundidad del Corazón del Uno.

Aishalem

Iskylien

Isis

Transmitido por Sijah Sirius del Colectivo de los Niños de la Ley del Uno. Corregido por mi de la traducción de Ana Maria Beltran...con la ayuda de mi traducción autorizada por Sijah Sirius, del Catalán al Francés y publicada en Les Transformations.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada