Translate

viernes, 27 de septiembre de 2013

Capítulo Tres LAS NUEVAS ESCRITURAS Por Jesús/Sananda



Domingo, 8 de septiembre de 2013
Capítulo Tres LAS NUEVAS ESCRITURAS Por Jesús/Sananda




Las Nuevas Escrituras Escritas Por Jesús/Sananda  Por Kathryn E. May, PsyD.
08 -08-2013
Audio

Soy Yo, Sananda. Desde hace mucho se ha creído que Dios castiga a los que no creen en él o que los que no aceptan el concepto de Un Dios serán condenados a una vida terrible después de morir.

A menudo en ese sistema de creencias se incluye que los que no me acepten a mí, Jesús, como su Salvador, tendrán un destino similar: quemarse en el infierno o ser exiliados para siempre del Cielo.

Quiero declarar enfáticamente y sin condiciones, que ninguna de esas creencias es cierta.

Ahora voy a responder a cada una de esas creencias tan familiares y predominantes:
Dios no castiga, y yo tampoco. Vemos los castigos como algo cruel, inaceptable e ineficaz.

No existe el Infierno. Ustedes crean sus propias vidas y también las condiciones para después de ella mediante sus propias acciones y esfuerzos realizados durante sus vidas aquí en la Tierra o en cualquier otra parte.

Existe un Creador Supremo, al que llamamos Padre de la Creación. Que no requiere se le adore.

Es el Creador de todos los Creadores, se podría decir el Dios de los Dioses. Él es Uno, y no es masculino ni femenino.

El Creador Supremo es el principio y la Fuente de todo. El me creó, y creó al que ustedes llaman su Dios personal; a los Creadores de la Galaxia, de la Vía Láctea que son Madre/Padre Dios.

Ellos también son Uno, y ambos son masculinos y femeninos.

A Madre/Padre Dios se le conoce con muchos nombres: Yahvé, Jehová, Ala, Shiva, Alcyone, Madre Sekhmet, Zorra y Saraya por mencionar algunos.

Nótese que la mayoría de esos nombres son masculinos. Esto cambiará para reflejar la verdadera igualdad que existe entre ellos.

Yo no me considero su Salvador, y no deseo que se me rinda culto. Soy el que viene para guiar y supervisar la Ascensión de toda la humanidad en el Planeta Tierra.

Tengo el gran deseo de servir y de ofrecer Amor, consuelo, sanación y apoyo para todos, sin importar cuáles hayan sido sus prácticas religiosas en el pasado. Yo los veo a todos como Hermanos y Hermanas.


Madre/Padre Dios y Yo, junto con toda la humanidad, diseñamos este Proyecto Tierra para que les permitiera a las almas la mayor oportunidad de crecimiento posible: esas almas son hijos de Madre/Padre Dios, al igual que los que vienen de otros planetas y galaxias para experimentar este ambiente de aprendizaje tan desafiante que es vivir en el Planeta Tierra.

Dios es Amor. Yo soy Amor. Compasión, Perdón, Esperanza, Armonía y Dicha son Amor.

Cuando lo sientes y actúas con esos sentimientos; eres Uno con Nosotros, y Nosotros somos Uno contigo.

Hay otra idea muy común que quisiera plantear aquí. Es en relación a que nosotros esperamos que ustedes obedezcan nuestra Palabra.

Su definición de obediencia conlleva la idea del sometimiento a otro. Esto no es lo que nosotros buscamos o deseamos.

Los seres humanos en el plano tridimensional de la Tierra han tenido libre albedrío.

Los seres humanos son inteligentes y capaces de tener pensamientos y acciones independientes durante su encarnación en el plano Terrestre en su estado tridimensional.

Esta condición implica un desafío especial. Sin el conocimiento del pasado o futuro, o de lo que existe fuera de la existencia Terrestre, deben encontrar el camino hacia el más alto nivel de funcionamiento del que son capaces.

En ese proceso la mayoría de ustedes descubrieron también la conexión en sus corazones, que es innata desde su creación, hacia sus Creadores y conmigo.


Celebramos su crecimiento y la exploración independiente. No queremos suprimir o limitar sus descubrimientos o sus oportunidades de aprendizaje.

Teniendo esto como marco para su crecimiento, entendemos que toda exploración tendrá errores, infortunios, accidentes e incluso deliberadas desviaciones de lo que sería procurar el Bien Mayor.

Vemos que utilizan sus errores para aprender y evolucionar hacia una conciencia más alta.

Este proceso requiere de varias vidas y nosotros esperamos, vigilamos y escuchamos con paciencia, mientras ustedes trabajan en base a experiencias de prueba y error, hasta que encuentran su propia guía interna, que es su propia conexión con Dios.

Nosotros no interferimos en sus vidas, incluso cuando las cosas puedan salir mal o cuando se ven involucrados en lo que denominan conducta criminal o acciones destructivas.

Estamos obligados a permitirles pasar por esas lecciones a lo largo de su vida, por el contrato que celebramos con ustedes, para que encuentren sus propias respuestas experimentando las consecuencias de sus acciones, ya sea en el lapso de una sola vida, o en la revisión de la misma que hacen después al contemplar sus propias acciones a través de los ojos y sentimientos de aquellos a los que afectaron.

No hay un castigo por las trasgresiones durante esta vida. Incluso el asesinato puede entenderse como defensa propia y por tanto ser perdonado.

Los que han perdido la conexión con sus corazones, que se han convertido en Seres de Oscuridad por preferencia voluntaria, si desean estar en la Luz son bien recibidos de regreso al redil.

Si no es así, pueden incluso llegar a ser descreados, dispersando sus moléculas en el Todo que Es.

Pero eso ocurriría solo si ellos mismos así lo eligen, no nosotros.

Dado que comprendemos y vemos que sus vidas estando aquí, en cuerpos humanos, es tan solo un momento en la experiencia de la vida completa de su alma, esta existencia no es más importante o preciosa que cualquier otro momento en el desarrollo de la misma.

Nosotros los vemos como almas en Ascenso, alojadas temporalmente en los cuerpos que han aceptado para transitar durante este periodo de vida.

El género, las condiciones medioambientales y los retos que deberán enfrentar aquí, fueron planeados por ustedes mismos, con su Yo superior, durante su estancia temporal con nosotros en las dimensiones más elevadas.

A pesar de la profunda compasión que sentimos al verlos pasar por sus dificultades, si fuéramos a intervenir para evitarles el dolor o las dificultades que viven aquí, estaríamos rompiendo la primera Ley Universal que estableció el Creador Supremo mismo, que obliga a la no intervención del más poderoso sobre los demás.

Entendemos que cuando se termina esta vida, desaparece el dolor y el sufrimiento, lo que solo les sirve como memoria/ímpetu para lograr un entendimiento más profundo y una empatía o compasión por los demás.

Desde esta perspectiva dimensional más elevada, que es compartida por todas las almas entre sus encarnaciones, mientras mayor es el reto, que incluso puede llegar a incluir mucho dolor, hambruna, sufrimiento y muerte violenta; más poderosa será la experiencia de aprendizaje.


Entendemos que esta perspectiva dimensional más alta se opone a lo que han pensado y sentido durante su vida y somos comprensivos con el conflicto que sienten cuando ven a otros sufrir.

Alentamos sus esfuerzos por aliviar el sufrimiento en el planeta, pero también les advertimos que no se debe interferir en los contratos individuales.

Ahora, en Agosto del 2013, dado que la Madre Tierra ya ha ascendido a la Quinta Dimensión y debido a que se espera que ustedes suban con ella en grupo, todos los contratos de las almas que implican grandes desafíos y dificultades han sido suspendidos, siempre y cuando su Yo Superior esté de acuerdo.

Los acuerdos vigentes en curso, serían parte de los planes previos debido a las condiciones únicas de la Ascensión que se aproxima.

Es responsabilidad de cada alma evaluar y entender lo que implique esta nueva libertad.

Admiramos y respetamos el progreso que puede lograr un alma durante una vida en la realidad de 3ª dimensión en la ruta hacia sentir, ver, pensar y conocer el Amor de Dios.

Más que una obediencia que les fuera impuesta desde afuera, vemos como un triunfo del crecimiento cuando adquieren esa habilidad dirigida desde su interior alcanzando un alto nivel de conciencia; cuando siguen operando todavía en el plano Terrestre de baja vibración.

Esto se contempla como un triunfo en el desarrollo del alma.

Debido a la multitud de dificultades que puede experimentar un alma durante una sola vida en la Tierra, se aprecia este Proyecto en todo el Cosmos como una misión muy respetada; algo así como estar en la gran Olimpiada del crecimiento de las almas, lo que constituye una oportunidad muy codiciada.

El privilegio de poder pasar una vida en la Tierra, es visto como una prueba muy valiosa del propio temple, la resistencia, la vitalidad y la Fe.

Solo pedimos que respeten su oportunidad de experimentar la vida aquí como el gran regalo que es, y que la usen de acuerdo a ello.

Les pedimos que consideren estas palabras con cuidado; que las sopesen bien, porque en este mensaje les damos la respuesta a su pregunta: ¿Cuál es el significado de la Vida?

Cuando entienden completamente que el significado detrás de este Proyecto fue su propia creación, también entenderán que no hay razón para quejarse, ya que no hay presión a tu Ser por parte de Nosotros.

Tampoco hay razón para la culpa autoinfligida, ni para que se arrepienten por lo que han hecho hasta ahora, dado que en cualquier momento pueden volverse hacia la Luz, unirse con Nosotros en Amor, y cuando llegue el momento alcanzarán la salvación por sí mismos.

La Salvación desde nuestra perspectiva, significa liberarse del engaño, de la Oscuridad, de la angustia y del dolor; y la Ascensión a un nivel más alto de conciencia. Esa es la meta de todas las almas del Cosmos.

Únanse a nosotros en Amor, Paz, Compasión y Armonía y conocerán la Dicha del Uno.

Yo soy Sananda, en amoroso servicio al Creador Supremo y a toda la humanidad.

Recibido por Kathryn E. May, el 8 de agosto de 2013 a las 6:00 pm. EDT
(El permiso para traducir debe solicitarse al autor y ser aprobado por los traductores oficiales de Las Nuevas Escrituras escritas por Jesús/Sananda.

Se otorga permiso para copiar y distribuir este capítulo, siempre que se use completo y sin cambios de cualquier tipo, sin fines de lucro, y se dé el crédito al autor y su sitio web,
www.whoneedslight.org Kathryn E. May, PsyD).

Traductor: Claudio Alvarez-Dunn

LAS NUEVAS ESCRITURAS TRADUCIDAS HASTA EL MOMENTO CON AUDIO

Capítulo Uno

Capítulo Nueve

Capítulo Diez


Capítulo Doce


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada