Translate

lunes, 10 de septiembre de 2012

UN MENSAJE URGENTE PARA ESTOS TIEMPOS


UN MENSAJE URGENTE PARA ESTOS TIEMPOS

PARA TODOS LOS SERES DE BUENA VOLUNTAD ♥

POR TRIGUEIRINHO

Doce consejos que nos servirán más que correr a lo alto

de las montañas, o guardar alimentos, o que un botiquín de

emergencia.


A los que respetan a La Gran ley, La Gran Ley los protege.♥ ♥ ♥


No importa el nombre que le den Dios, Alah, Padre, Madre,

Energía Universal, Uno, Todo. Estos son sólo nombres

de Aquél que Todo Es.



"El sufrimiento que hoy se abate sobre la Tierra es

incalculable. Los hechos lo confirman cada día claramente.

Estamos en el comienzo de un proceso que, a corto plazo,

tendrá su desarrollo y desenlace en la "escuela del dolor".

Podemos comprender la necesidad de este aprendizaje como un

último recurso: sin éste, la autodestrucción de la especie

humana sería inevitable en la Tierra. Pero no podemos dejar

de preguntarnos o mitigar tanto sufrimiento, cómo contribuir

para que este proceso inevitable transcurra en la mayor

armonía posible.

Para ello conviene recordar que, a pesar de semejante carga

negativa, aumenta la ayuda disponible en los niveles

supramentales, donde el caos no existe, y aumentan las

posibilidades de contactarlos. En esos niveles, Hermanos más

expertos, provenientes de otras esferas siderales, velan por

la humanidad en silencio - pero, si bien estos Hermanos

pueden ayudar a los que están receptivos, no pueden equilibrar

las malas acciones que el propio hombre engendró a lo largo de

las épocas. Según la ley de causa y efecto, o ley del karma,

para lograr cierto equilibrio, él mismo debe actuar

conscientemente de manera opuesta.

He aquí, por lo tanto, el modo como podemos contribuir con

la armonía. Si asumimos la tarea, notaremos transformaciones

inmediatas en nuestra vida, con benéficas repercusiones

planetarias.

1. A medida que usted vaya aprendiendo a prestar más

atención a sus propios actos y aprendiendo a controlarlos,

observará más defectos y fallas en su persona. No pierda

tiempo analizándolos. Si comete algún desliz, dispóngase a no

repetirlo y a realizar lo opuesto. Después siga adelante,

decididamente.


2. No alimente culpas ni resentimientos en usted mismo ni en

los demás. No hay culpables, sino aprendices. Nos disponemos a

aprender cuando nos disponemos a transformarnos.


3. No intente justificarse con usted mismo ni con los demás.

Aprenda con el error y con el acierto, e inmediatamente dé el

paso siguiente.


4. Conéctate con los niveles más internos de su consciencia.

Descubre cómo hacerlo. Todos lo saben, pues es un conocimiento

inherente al ser. Recuerde algún momento de mucha dificultad,

en el que dirigiéndose hacia Dios, o hacia un poder superior,

haya suplicado ayuda con sinceridad. Ese "lugar" en su

interior hacia el cual se dirigió en aquel instante de extrema

necesidad, es adonde debe volver a cada momento, en busca de

la unión con la divinidad. Esta acción silenciosa es

profundamente eficaz y transformadora.


5. Permita que la compasión aflore en su ser. Esto no tiene

nada que ver con compromisos o demostraciones emocionales. La

compasión es la comprensión de la real necesidad del otro, la

unión con la esencia de los seres. Es algo para ser vivido, y

no descripto ni discutido.


6. Haga que su vida externa sea un reflejo, lo más fiel

posible, de sus más altas aspiraciones. Las acciones abnegadas

repercuten de manera benéfica e indescriptible en toda el aura

del planeta y evocan los elementos positivos, latentes y

manifiestos, de los reinos de la naturaleza. Practíquelos, y

poco a poco conocerá una alegría trascendiente.


7. No le tema a nada, no vacile. Cuenta con la inspiración

de su yo superior e interno.


8. Eleve al yo superior todo el amor y el afecto que usted

es capaz. Invoque la Gracia, que le llega a través del

espíritu inmortal.


9. Aleje con firmeza todo pensamiento o imaginación que te

desvíe de la meta elegida. Cuando esté en aprietos, pida la

intercesión de los curadores espirituales, los Hermanos del

cosmos. Sea persistente. Lo que parece insuperable o

insoportable, se disuelve como si nada, en el momento justo

en que afirmamos la Luz.


10. "No alimente lo que debe morir. No siembre lo que no

debe nacer." Su fortaleza será tanto mayor cuanto con más

firmeza usted se rija por esta Ley.


11. Tenga presente que hay almas que esperan que usted

avance para poder hacerlo también.


12. Recuerde que lo más importante es su entera y cristalina

adhesión a la Verdad.


Al seguir estas sugerencias, de repente usted descubrirá

que, sin saber cómo, está viviendo una nueva vida. Conocerá

entonces, por experiencia directa, el secreto de los pioneros.


Triguerinho."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada