Translate

jueves, 6 de septiembre de 2012

Anael, por Jean Luc Ayllon


ANÄEL

Por Jean Luc Ayllon

Autres Dimensions

30 de agosto 2012


Soy Anael, Arcángel. Bien amadas Luces, Amados Liberadores, permítanme, si es posible, de Comulgar con ustedes. Me presento a ustedes, para aclarar aún más, si es posible, la noción de Transparencia. Particularmente la Transparencia en el Amor y en la Luz.


La Luz Vibral se presentó a algunos de ustedes, hace algunos años de vuestro tiempo, y para otros eso es más reciente. Muchos elementos se desarrollaron en este cuerpo que habitan, que les permitió vivir algunas modificaciones, algunas transformaciones de la conciencia, para descubrir la Verdad Absoluta sobre vuestra naturaleza, y vuestra Esencia. Ustedes Son Luz y Son Amor. Lograr la Transparencia no es interferir o cambiar lo que los atraviesa (que eso venga de lo alto, desde abajo, o que provenga de vuestro corazón).


La Transparencia es un estado en el que nada puede detener, nada puede frenar, esta travesía de Luz. Más allá de esta travesía de Luz, conduciéndolos a vuestro Etreté, a vuestra Esencia, y a vuestra naturaleza, existe la posibilidad de vivir, en este mundo en el que se encuentran, el efecto de la Luz, por resonancia, al redescubrir vuestra esencia. Esto, por supuesto, puede producirse de varias maneras, de las cuales una, se ha mencionado en numerosas ocasiones, la llamada, Morada de Paz Suprema.


La Luz los llama de diferentes maneras, la Luz los ha formado (o, más exactamente, reformado), a la imagen de lo que Son, en la Eternidad. Presente en la superficie de este mundo, existe, por vuestra simple Presencia (cualquiera que sea vuestra Presencia en este mundo), un principio inherente a la Sombra y a la falsificación, que es precisamente ser una sombra, es decir, un reflejo o una proyección, o si prefieren una conciencia separada, separando lo que ella parece ser, con todos los seres, y con todas las conciencias.


La fusión de los Éteres, la liberación del Sol y de la Tierra, les ha permitido vivir, a muchos más, la no separación, la no dualidad, y encontrar algo nuevo. Lo que sucede en esta Tierra, y que se amplifica desde ahora todos los días, en vuestro Interior como al exterior, y los llamará, con más urgencia a establecerse en la Transparencia. La Transparencia es el estado de la conciencia (sea el que sea), que no busca modificar, interferir, frenar o limitar a la Luz que los atraviesa. Al atravesarlos la Luz, más allá de transformarlos, los restituye a lo que Son, como ya he dicho: Amor y Luz.


La inteligencia de la Luz, en su ordenamiento, en la Libertad y la Autonomía, les permite hacer desde ahora, el aprendizaje de la Libertad, el aprendizaje de la Transparencia total. Lo que sucede en ustedes, en el escenario preciso de vuestra vida, en todos sus aspectos, les da a ver de manera más acuciante, más y más evidente, lo que se juega en ustedes: resistencia o Transparencia. La resistencia consiste en la aplicación de mecanismos ligados a la personalidad, que viene a frenar u ocultar vuestra Transparencia.


El Abandono del Sí (como fue el caso del Abandono a la Luz, unos años atrás) los llevó, por etapas sucesivas o bruscas, para los últimos en Despertar, a vivir la Alquimia de la Luz, para disolver las diferentes sombras ligadas a vuestra Presencia en esta Tierra. La Luz Vibral no tolera y no deja expresar ninguna sombra: eso se llama Transparencia. Es lo que han de vivir, de manera personal e individual, y está allí para ayudarles a descubrir vuestra Verdad última, la Verdad Absoluta que los lleva a la Morada de Paz Suprema.


Así, más allá de lo que se ha expresado por diferentes vías, concerniente al Amor o el Miedo, se refiere a lo que digo, en relación con la resistencia o la Transparencia, que le llevará a ver (no sólo saber, y más allá de vivir) lo que ustedes son, en el momento presente. Pudiendo medir la distancia o coincidencia entre lo que son, lo que serán, y lo que ustedes Son, en Verdad.


Esto está pasando en el cuerpo que habitan. Esto se desarrolla en vuestra personalidad, expresándose por el hecho mismo de vuestra presencia. Esto se produce dentro de la Unidad. Y los conduce, por pasos progresivos o de golpe, durante este período previo a Llamada de MARIA, a posicionarse en una Transparencia y evidencia, cada vez más flagrante, para muchos de ustedes.


La Transparencia, más allá de la Morada de Paz Suprema, los invita a dejar pasar la Luz, a dejar pasar lo que ustedes Son, sin oponer la menor resistencia por parte de la propia persona, en la expresión de vuestra personalidad. Lo que tendrá lugar a nivel colectivo, incluso si lo saben, no lo han visto todavía colectivamente, algunos de ustedes, que han vivido lo que se llama la Liberación del Absoluto con forma. El Pasaje, la Transición y la Ascensión es un proceso que, en un momento dado en este tiempo ultra-corto que los separa de este evento, los llevará a vivir realmente, en la carne, en esta conciencia, en lo que pueda quedar de personalidad, la acción de la Transfiguración de la Luz, y la acción de la Resurrección de la Luz.


Este reconocimiento hace de ustedes seres Liberados. La Liberación de la Tierra es total. Lo que está sucediendo en vuestros Cielos, y lo que va a venir desde el núcleo cristalino de la Tierra, sincrónicamente con la llegada de la radiación del centro de la galaxia, así como la presencia de Hercóbulos (o HERCOLUBUS), en vuestros cielos, será para ustedes la oportunidad de vivir la Llamada Absoluta de la Luz. Desde el momento en que perciban esta Onda, esta Vibración (viniendo desde arriba, desde abajo, por el medio de vuestro cuerpo), impidiéndoles de alguna manera, de reaccionar, actuar y expresar la menor emoción, les convendrá, en este momento, alinearse y permanecer donde estén viviendo la Efusión final de la Luz.


Eso que viene del cielo, más allá de las partículas Adamantinas es la radiación, la Luz blanca que será visible a los ojos de la carne, y perceptible en cada célula de vuestro cuerpo, como en todas vuestras conciencias, de la personalidad, de la unidad, o en la no-conciencia Absoluta. La Luz viene a regenerar, a resucitar, en la Gloria de la Luz lo que ustedes Son, más allá de las apariencias, lo que Son, más allá de la conciencia limitada y separada. Absolutamente ninguna conciencia, absolutamente ninguna forma, ningún átomo del sistema solar y de la Tierra, podrá substraerse de alguna manera a este Fuego regenerador. El Fuego es el Espíritu, el Fuego es el Agua de lo Alto, que viene a bautizarlos, más allá del Espíritu, restituyendo vuestra integridad, restituyéndolos a vuestra Transparencia.


Descubrir la Transparencia (ya sea en forma brusca o por pasos progresivos) los llevará en muy breve tiempo, tiempo Terrestre, a descubrir si ya no se produjo, la Morada de Paz Suprema. Sólo el emplazamiento de vuestra conciencia en ese momento, puede ser una resistencia a la Transparencia que se reestablece. Ustedes tendrán la oportunidad y la ocasión de descubrir por sí mismos, a través de esta experiencia de la Luz que llega del Cielo y de la Tierra, que tiene lugar en el cuerpo, y en vuestra conciencia. La ubicación de vuestra conciencia condicionará en esos momentos tan especiales, el devenir de ésta, más allá del cuerpo.


La intervención de los Ángeles del Señor, se hará cada vez más evidente en lugares geofísicos expuestos a trastornos, por los Jinetes del Apocalipsis. Dónde sea que estén; si esas tierras, viven la acción de un elemento, estén seguros, que los Ángeles del Señor (bajo forma visible, tanto en sus Naves Unificadas, que en forma física), estarán a vuestro lado, de la misma manera que nosotros estamos, de manera más sensible, más evidente y cada vez más lúcida.


De esta Comunión resulta la desaparición de las capas aislantes, individuales, que puedan existir todavía en ustedes, por el hecho de la separación. El final de las capas aislantes del sistema solar, de esta Tierra, como de las vuestras, firma la destrucción final de lo que se llama el cuerpo causal, quemado en el Fuego del Espíritu, el Agua de Arriba. Lo que se producirá va a ser anunciado, lo que ocurrirá será perceptible, sin importar el lugar de vuestra conciencia. Esto los forjara en la Eternidad y los rendirá a la Luz que Son. Así, no existirá más discernimiento posible entre lo que Son, estén donde estén, y la Luz que se revela a los ojos del mundo.


Este evento se producirá en el momento apropiado. Estarán informados, tanto por la acción de los Jinetes del Apocalipsis, como a través de la acción dentro de vuestras células, como de vuestra conciencia y sobre todo por nuestra Comunión. Todos los invitamos, a cultivar vuestra Paz, a posicionarse en un espacio donde no hay preguntas sobre vuestro devenir, ya que volverán a ser lo que nunca dejaron de Ser, más allá de la apariencia y la proyección de la conciencia en este mundo. La invitación de la Luz en esta fase final, no sufre ninguna distorsión. No porque esta distorsión pudiera venir de un miedo, sino más bien que vuestra conciencia no esté, en estos momentos, alineada, centrada, polarizada, sobre el evento que tendrá lugar, el que nadie en esta Tierra podrá ignorar o evitar.


Manténganse en la Paz. Manténganse en la Transparencia. En la meditación. Céntrense en la Alegría. Recuerden, cualesquiera que sean las circunstancias de vuestra vida en este mundo, sin importar el estado del cuerpo, ustedes no son nada de eso: es solo apariencia, la Verdad Está, en otra parte. Si aceptan este principio, lo experimentarán: pasarán del saber al ver, y del ver a la experiencia.


La preparación de los Cielos y de la Tierra, y de vuestras estructuras, la preparación llevada a cabo por nosotros, Arcángeles, con el nuevo Cónclave constituido de Ancianos y de Estrellas, y toda la Confederación Intergaláctica de la Luz, está lista. Ustedes deben, en la misma forma, estar listos. Mantener vuestra casa limpia porque "Él vendrá como ladrón en la noche". Ustedes se encuentran en ese momento. Esto no debería dejarles, ninguna sombra o alguna duda, de la realidad de lo que están viviendo.


La única duda, la única pregunta, como pueden ver, no puede venir, en última instancia, que de la parte separada, de la apariencia de lo que Son en este mundo. Aunque por el momento, si esto les parece impensable, incluso si parece una hipótesis, para nosotros, es una certeza. La Liberación del Cielo y de la Tierra se hizo. Siempre les dijimos, que era la Tierra misma, que decidiría el momento de su traslación Dimensional. Ese momento ha llegado. La alineación con el centro galáctico, con la Fuente, los cambios de velocidad de Hercóbulus, (o Hercolubus) hacen que ahora sea parte de un futuro muy cercano, si no inminente.


La Llamada de la Luz, la Llamada a la Transparencia (más allá del aspecto Vibral percibido, en cualquier parte del cuerpo) se transformará en lo que yo llamo (y que ha sido descrito por Un Amigo), el temblor generalizado de la Tierra (las estructuras ilusorias de la Tierra), así como de vuestro cuerpo carbonoso, resultará la transmutación alquímica final, llamada hace unos años por Jofiel, la Obra al Blanco (ver: intervención 20 de Diciembre 2008).


Esto está sucediendo ahora. Algunos de ustedes han vivido y viven todavía el Absoluto con forma. Otros de ustedes se han establecido en el Sí, cuyos marcadores les son conocidos. Lo que sea que ustedes son, en este momento presente, lo que sea que desencadene la Luz, en su momento (que es sincrónico con el de la Tierra), no llamará a nada como reacción, pero sí, a establecerse en la Paz.


Prepárense para la meditación. Prepárese internamente. No hay nada a que escapar, no hay situación que no corresponda, precisamente en este período, a lo que ustedes mismos han creado, en este mundo, como alejamiento aún más profundo con la Luz.


Esto podría corresponder a la Llamada del Cristo, tal como fue presentado en el Apocalipsis de San Juan. Todos los marcadores, más allá del aspecto Vibral del Apocalipsis de SAN JUAN, se desarrollan ante vuestros ojos. Sólo alguien que no quiere ver la acción de la Luz, por el momento, no lo verá.


Pero, muy pronto, la llegada de los primeros signos visibles en el cielo (que tampoco han estado ocultos por los medios técnicos actuales), les permitirá reafirmarse en el camino que han seguido. Les queda concientizar que no hay más camino, solo estar en la Transparencia, en el Absoluto, en vuestro estado más allá de todo estado. No podrán, de ningún modo, evitar entender y comprender lo que está sucediendo.


Por supuesto, por el momento, lo que vuestros estados Interiores, cualquiera que sea vuestra conciencia, debido a las perpetuación de las condiciones ordinarias (al menos en esta parte de Occidente), una especie de perennidad, que de ordinario les provoca hacerse preguntas.


Los invito a recordar que siempre hemos dicho, unos y otros, que cuanto más el tiempo se reduzca, más ganarán en tiempo de preparación, y más en establecimiento de Paz. Esto se realizó, como saben, por el notable trabajo, de unos y otros, al nivel en que están.


Hoy en día, ser llamado por vuestro nombre, el fortalecimiento de la percepción del Canal de Maria, son desde ya invitaciones para entrar en Comunión, en Fusión, y si es posible, en Disolución. De vuestra capacidad de manifestar la Disolución, se alivianará el choque de la humanidad, de manera cada vez más visible y más clara. Las reacciones que pueden existir en quienes entren en resistencia, en los primeros días, recuerden que este tiempo último corresponde a la disolución total de la matriz ilusoria, que sólo durará un tiempo muy corto.


Las circunstancias y el desarrollo de este proceso, es un proceso, que (aunque hoy en día, es estrictamente desconocido), en el momento que sobrevendrá, les aparecerá como la evidencia más total, alejando de ustedes todo lo que podía, hacer una identidad anterior a este momento, en vuestra vida, vuestras vidas pasadas, apegos, vínculos o resistencias, pudiendo existir todavía, en el momento en que les hablo.


La única cosa que corresponde hacer, de hecho, es lo que se ha dado, durante meses, es decir en el momento en que la Llamada de la Luz será tal, que ninguna de vuestras funciones normales y habituales en este mundo, se podrán aplicar, tendrán entonces que responder (de la manera más nítida, la más clara y más evidente), a lo que solicite la Luz: es decir, volver a ser ustedes mismos. No hay absolutamente nada, ni a preparar, ni a anticipar. El tiempo debiendo transcurrir entre el evento final y el evento, hace pocos días llamado: Advertencia, es tan corto, que no habrá tiempo para la mínima interrogación, que habrá cada vez menos tiempo para la idea de alguna sobrevivencia a los elementos.


Sobre todo porque estos elementos no podrán absolutamente nada en contra vuestra conciencia. Los Ángeles del Señor estarán cada vez más presentes por encima de vuestras ciudades, pero especialmente en cuanto a los elementos, a fin de acompañar, lo que se desarrolla. Los tiempos no sólo se han Cumplido, sino que llegaron. Les resta muy poco tiempo en términos Terrestres. Esta es una invitación, no al miedo, ni a otra preparación, que no sea vuestro Corazón. De vuestra facultad de Paz, de vuestra capacidad de silencio mental, vuestra facultad para llegar a ser lo que Son, derivará la forma de vivir lo que es a vivir.


Estas son las pocas palabras y el mensaje que tenía que entregarles. Todo esto ya se ha anunciado, en otros términos, por otras personas que han estado encarnados en la Tierra. Como Arcángel, hablo en términos mucho más vastos. Estoy a cargo, como Arcángel de la relación y el Amor más allá de todo Cónclave, para venir a decírselos.


Si hay en ustedes preguntas en relación a lo que he enunciado, entonces me dará placer responder, a la vez por las palabras y sobre todo por la Inteligencia de la Luz dentro de su Vibración. Los escucho.


Pregunta: ¿La llegada de la Luz, es diferente de lo que se ha llamado, el planeta-parrilla? Esto es exactamente el mismo proceso. La oruga llama a eso planeta-parrilla. La mariposa llama a eso la vida.

Pregunta: ¿Qué significa la expresión: emplazamiento de la conciencia?

La conciencia está simplemente donde ustedes están. ¿Están ustedes en la conciencia de la personalidad, o están en la conciencia del Etreté? ¿Están ustedes en la conciencia de la Infinita Presencia, o están en la no-conciencia del Absoluto? De éste emplazamiento, deriva la resistencia o la no resistencia, es decir, el Abandono del Sí, consolidando el Abandono a la Luz, con el fin de convertirse en pura Luz, sin ninguna sombra, sin ningún freno. Ahí está la libertad.


Esto corresponde, precisamente, a la próxima actualización, visible a los ojos de todos, perceptible a los ojos de todos , del Juramento y de la Promesa.


Pregunta: Cuándo todo eso se ponga en marcha, Ud. dijo que eso sería extremadamente corto. ¿Podría evaluarlo en tiempo Terrestre?


Sí, eso ya se los comunicó, hace unos años, MARIA misma. Habrá tres días entre el momento del Anuncio de María y el inicio de esta fase final. Han tenido éxito, a nivel de todas las conciencias de la Tierra (y nosotros con ustedes), en limitar el intervalo de tiempo entre la Advertencia y la Liberación a su más simple expresión. Nadie podrá ignorar sobre esta Tierra lo que sucede. Tras el Anuncio de María, y los tres días de espera, sobrevendrán tres días en los que estarán en la Conciencia Absoluta o en la resistencia.


Después de este período, cada uno de entre ustedes, presentes en un cuerpo o no, será afectado allí en donde él esté, en Vibración, en Esencia, y en Verdad. Hay muchas Moradas en la casa del Padre, les dijo el Cristo.


Comprobarán por sí mismos la verdad de esta frase. Una vez más, contrariamente a lo que se temía, de alguna manera, hace unos años, cuando se hablaba de una preparación Interior, como exterior, esta preparación exterior ya no tiene ningún sentido. Esto, vuestra conciencia lo experimentará pronto, si no se ha hecho. No hay duda acerca de cualquier devenir, que deba perturbarlos. Sólo, al aspecto disociado y separado le gustaría saber algo acerca de su propio fin. Él no está concernido en lo que viene, excepto por supuesto, su propia Disolución.


Los marcadores que anticipan el Anuncio de MARIA, son desde ya conocidos por ustedes. Se trata de la acción de los Jinetes del Apocalipsis en diversas partes del mundo. Es el despertar de todos los volcanes de la Tierra. Se trata de las oscilaciones de la Tierra, y el basculamiento de los polos (magnético primero, y físico en segundo lugar). Estas son las señales del Cielo, que corresponde a los Ángeles del Señor, que se corresponden con los objetos visibles en el Cielo, como lo dijo y esbozó el Arcángel Miguel (ver: sus intervenciones del 17 de Enero 2009 y 5 de Junio de 2012). Numerosas conciencias humanas, no sabiendo aún lo que está pasando, pueden solo observar un aumento, el número de cada vez más grande, de signos celestes.


Pregunta: ¿Podría decir algo a propósito de Hercóbulos?

Bien Amado, no voy a añadir nada a lo que ya fue expresado hace unos años por Orionis (en particular, en sus intervenciones del 8 de Febrero y 9 de Agosto de 2007) porque él ya dijo todo. Hercóbulos, independientemente de sus efectos, forma parte de un conjunto de circunstancias sincrónicas en astrofísica, como se puede nombrar.


Eso concierne a la vez, al centro galáctico y a este alineamiento. A la vez, la aparición de Hercóbulos visible a todos, y no sólo en ciertas gamas de frecuencia invisibles a vuestros ojos. Esto también corresponde a la radiación emitida por la estrella Betelgeuse, donde viven los Nephilim, que han prometido y dejaron sobre la Tierra, la huella de su retorno inminente, así como los Elohims.


Pregunta: María recomienda no abismarse en la oración o la meditación. ¿Por qué usted acaba de proponernos, meditar más?

La meditación no debe ser un escape a este mundo, sino más bien, si lo prefieren, una alineación o ajuste a lo que Son, en Verdad. No hay nada a que escapar, porque no habrá lugar adonde huir de lo que viene: ni en ustedes ni en otros lugares. Si vuestra meditación, o vuestra oración es un refugio y no aquiescencia, eso representará una resistencia más, y no otra cosa. La meditación o la oración, de la que hablo, es la tensión extrema hacia el Abandono del Sí. Una tensión hacia el Abandono a la Luz. Esto llenará, como lo constatarán, todos vuestros pensamientos, todas vuestras ocupaciones, eso estará cada vez más presente en ustedes. Y cuanto más ella esté presente en ustedes, menos espacio habrá para cualquier interrogación de la personalidad o de la vida ilusoria.


Pregunta: ¿Es qué todo esto tendrá lugar antes de la alineación propuesta por MIGUEL próximamente?

Esto es inminente, no puedo decir nada más. De nada sirve saber cualquier fecha. Basta con saber que ya está ahí. Desde el momento en que eso está ahí, no hay más fecha a buscar. Buscar una fecha, sea la que sea, es sólo un reflejo ​​de la actividad de las resistencias y del ego. Les expresé en otro tiempo, así como Sereti lo hizo (ver: su discurso del 6 de Septiembre de 2011), y que regresará pronto a verlos, que existe un ciclo final, que existe una cierta forma de elasticidad temporal, vinculada a vuestras reacciones, a vuestras resonancias, a vuestra Liberación, y a la Liberación de la Tierra misma, que modifica de alguna manera, la velocidad de propagación, no de vuestro sistema solar, sino de la onda venida del Sol Central, así como de Hercóbulus mismo. Como el Comandante de los Ancianos (O.M Aïvanhov), les dijo, hace quince o dieciséis meses, que todo se había Cumplido, en el plano individual, era absolutamente cierto. Resta ahora, vivir esta realización colectiva, y que está ahí.

No tenemos más preguntas, gracias.

Bien amados Sembradores, Ancladores y Libertadores, Comulguemos como Hijos de la Ley de Uno, como Absolutos, en el Amor y en Verdad, en la Transparencia. Este será mi regalo a vuestra entrega.

Que el Agua de Arriba y el Fuego Celestial los toque.

El Fuego de la Tierra y el Fuego del Bautismo de la Tierra, los sacie.

Soy ANAEL Arcángel.

Hasta pronto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada