Translate

lunes, 20 de mayo de 2013

Madre María - 18 de Mayo/2013






MADRE MARÍA.
18 de mayo de 2013


Transmitido por: Sijah SiriusBlog:
http://cordefoc.blogspot.com.es/
 


Yo soy María, Reina de los Cielos y de la Tierra.

Queridos hijos,  hijos todos que me esperáis. Que me esperáis desde hace largo tiempo,  o bien que inconscientemente todavía sois ignorantes de mi presencia ahora. Pero su Corazón, su Espíritu, sabe, sabe que es el momento de nuestro reencuentro, el momento de nuestra reunión, el momento de la Última reunión.

Gracias hijos, gracias por todo el trabajo. Hoy sólo queda deciros, que la Gracia por fin está instalada, el Manto Azul por fin está instalado, por fin hijos míos, sólo me resta deciros, aquí estoy, aquí estoy con vosotros, y en vosotros . Oh qué Gracia! Oh qué Joya! Qué Alegría! Qué Paz. Poder retornar a la Tierra su madre Gaia, en el seno de su sacralidad, en el seno de su verdadera radiación.

Verán con vuestros ojos como la Tierra gana su lugar, su trono, y así vosotros, hijos de la superficie en encarnación,  presentes aún en esta 3a dimensión, vosotros veréis como la Tierra comienza a brillar, vosotros  veréis como su Corazón se empieza a inflamar, inflamar con el Fuego del Espíritu, inflamar hasta desbordar de Gracia, de Paz, de Beatitud. Sean gozosos hijos míos pues la hora está aquí, la hora es Presente y la hora es grande. Todo aquí hijos míos, todo está aquí. Respirad, respirad con el Corazón.

(Comunión)

Es una Celebración.  Mi nave y la Flota Marial están presentes,  muy cerca, muy, muy cerca de vosotros, de esta Tierra.  Estamos lo más cerca posible,  antes de que terminen de caer las últimas capas aislantes, las últimas capas que les han prevenido de despertar antes de tiempo.  Así pues, cada uno ha llegado hoy,  en su lugar, con sus prioridades. Cada uno recibe en la medida  de lo que pueda recibir hasta el momento último, pues recuerden que la Gracia está abierta hasta el último instante,  hasta el último segundo de la existencia de esta  tercera dimensión.

Sed agradecidos, tal como nosotros somos agradecidos por su trabajo. Sed agradecidos a la Tierra, a  vuestros hermanos,  a los hermanos de la Confederación Intergaláctica de la Luz: Arcturianos, Vegalianos, Sirios ... Todos ellos, cada uno en su rol, han efectuado su trabajo, han ayudado a su Sol, como el Sol de este sistema solar, a recibir la Luz, con contención; para que llegado el momento, pueda liberar toda esa energía, toda esta Vibración, todos los códigos de A D N, que ahora empiezan a vibrar y a resonar, produciendo cada vez más Estados no ordinarios de su conciencia. Estados donde por momentos, suelen ser  transportados fuera de todo parámetro, y límite, de los que habéis experimentado hasta ahora.

Sin más remedio, la Tierra emprende su Último Viaje. Esta Última Reunión Sella, de alguna manera su Corazón en la Eternidad. Hijos, sed   el Amor, sed  la Paz.  Sois la Paz, Ustedes son el Amor, Sois la Gracia Eterna y Infinita. Así pues, acogemos.

(Comunión)  

Como Cristo dijo, mantengan su casa  lista, su casa limpia, pues la Hora es Aquí.  La hora es aquí  para que el Cristo retorne, y recupere su reino, que es el de siempre en esta Tierra y en todo este Universo.  

CRISTO-Miguel, el principio Ki-Ris-Ti, el principio solar de Miguel, cae, brota y llena todos y cada uno de los espacios de esta creación, de este sistema solar, el cual ha sido privado de Luz, privado de la Gracia, debido a la experiencia que se ha llevado a cabo, en este y otros sistemas solares, ahora tocando a su fin. 

Cumplidos los Ciclos Galácticos, llegadas las secuencias astronómicas, los puntos astronómicos, ahora mismo, son a manifestar todo el Poder, toda la Voluntad de la Luz, a través de su Sol, el cual vivirá en los próximos meses, que son como saben los últimos meses de su despertar.  Sus eyecciones serán efectivas y totales, para fecundar la Tierra, para no dejar ninguna sombra. 

Hijitos, hijitos míos, acercaos a mi Corazón, acercaos al Corazón de su Madre, que es el Corazón de vuestra Tierra,  es el Corazón de Sirius, es el Corazón del Padre, es el Cuerpo de Cristo. Estad atentos, estad preparados, pues la hora es ahora mismo. Estos días y estas semanas, que les llevarán hasta el solsticio de verano en el hemisferio norte, son semanas de  choque, semanas de entrar definitivamente al final de la manifestación de la Revelación, del Apocalipsis escrito por San Juan.  

Cada paso que hagan, cada pensamiento, cada sentimiento, será acompañado por sus Guías de Luz, por sus Linajes que le acompañan más próximamente, y así por todos los Ancianos, todas las Estrellas, todos los Arcángeles. Sean bendecidos, y no duden, no permitan que ninguna duda más les haga vacilar, les haga torcer el camino pues el Camino ahora para vosotros hijos, que estás esperando este momento y han trabajado para la iluminación de este mundo, ahora es el camino es recto, las escalera son preparadas. 

Así pues subid, subid hijos míos en su Escala interior. Cada paso, será una bocanada de aire fresco, cada paso sacará la Luz  en donde no la había,  donde había sido bloqueada. Así pues hijos llegarán, llegarán inmaculados, llegarán con su Trajes Blancos. Deberán limpiar sus vestiduras, y  entonces  seréis dignos de ser recibidos en vuestra  Casa  con el trabajo hecho. 

Tan pronto como las señales de la Tierra sean evidentes, en cuanto a la Luz vista por sus ojos físicos, a nivel del Cielo; a nivel del Canto del Alma,   estad atentos pues, a  la amplificación del Canal Marial en su oreja izquierda,  su  permanencia y escucha fuera, en el exterior de vosotros,  marcará pues la llegada inexorable de los últimos instantes.  Así también los 4 elementos, el vulcanismo, los terremotos, el aire y el agua, se combinan de forma totalmente nuevas para vosotros.  Manifestaciones que llevan la energía del Éter, pues los 4 elementos son fusionados en vosotros y  en vuestra tierra, permitiendo a la Tierra de vivir su eternidad, y despertar a su nueva dimensión y  manifestarla aquí donde se encuentra.

Gracias, Gracias hijo míos, Gracias por confiar en la Luz, Gracias por mantenerse en el Camino,  y  por las grandes pruebas que   han  tenido que pasar, en estos últimos meses. Permitan que la Gracia fluya, y no queráis controlar más, pues todo lo que controlen será controlado por vosotros, y a la vez, les controlará. Así pues, sed, sed  el Amor, sed la Paz, sed la Alegría, sed lo que sois de siempre, la Eternidad. Soy con vosotros, Aquí y Ahora. Permitid que sus contactos se lleven a cabo, conmigo, con mis hermanas las Estrellas, con vuestros Linajes. Se presentarán a vosotros, os guiarán en su acción y su lugar, el que necesita hacer en estas semanas que restan. A partir como he dicho, del 21 de junio, y estos meses que conducirán hasta septiembre y octubre, aquí hijos míos, tenéis la Revelación, tienen su entrada, tienen la Llave, sólo deberán abrir la Puerta. 

Recuerden, una vez que cuando la presencia de Hercobulus  sea visible a simple  vista, quedará sólo una semana para los 3 días llamados de oscuridad. Recuerden que 3 días antes os avisaré, a todos y cada uno de vosotros. Así pues no habrá ninguna duda, de cuál será el momento de recogerse definitivamente en su Sí. Mientras tanto, sed el puente entre el Cielo y la Tierra, sed el Liberador de sus hermanos, sed la Luz que no se puede apagar, la Vela que nunca quema. Lleven a cabo todo lo que la Luz les pida, pues todo es importante, todo tiene su porqué, y su motivo, en estos tiempos tan extraños y tan reducidos. Permitan a la Luz  llegar hasta el centro de la Tierra, así como la Tierra sube y llega hasta el Cielo. Este es el Milagro de una sola cosa, que ahora se está haciendo, Aquí y Ahora, en vosotros. 

Gracias, Gracias hijos míos de nuevo, pues es la palabra más adecuada en estos momentos, Gracias. Vuestra Madre os saluda, los abraza y los acoge. 

Os extiendo mis manos, mis brazos, mi falda está preparada a acogeros.  Así pues, tomen mis manos, tomen   mis brazos, siéntense en mi falda, pues Somos Uno. Y vivamos aquí este Amor, este Amor Infinito,   

(Comunión)

Yo soy María, Reina del Cielos y de la Tierra. Los momentos esperados  ahora están aquí. Gracias a vosotros, son muy reducidos estos momentos de tribulación, y están llenos de Gracia, llenos de Alegría. Muchos de vosotros no lo esperaban, pero lo han hecho, y esta transición será en la Gracia más grande, en la Libertad más grande, pues tal ha sido su trabajo de reconexión con la Luz. Su trabajo de siembra ha dado árboles, ha dado arbustos, ha dado plantas, que ahora mismo dan su Flor, dan su Fruta. Así pues hijos míos, recojan  lo que  es vuestro, que ha sido, y será para siempre , y eso es la Eternidad. Hijos,  

Me despido  ahora mismo, pues ya no hay ningún espacio entre nosotros, no hay ninguna distancia ni separación.

Hijos,  los invito hoy, a volver a coger las manos de su Madre Divina, a volver  a coger las manos de su Padre, Padre Celestial; de nuevo, Somos Uno.

Yo soy María, Reina de los Cielos y de la Tierra. En el Corazón, en el Corazón de la Tierra, como en su Corazón, el Corazón de Sirius, el Coro del Sol Azul, viniendo a iluminar, a resembrar, y por fin, a doblar el cierre, a liberar la Tierra de sus capas aislantes. Por fin hijos míos el momento está aquí. Escuchen su corazón, pues estaré Aquí a partir de ahora.  Estaré aquí sin ninguna falta, en cada instante, cada momento, seré acompañante, acompañando  a todos  mis hijos. 

Recuerden, no tendrán ninguna duda cuando sea el momento. Recuerden todas las señales han sido dichas y yo os las iré recordando. Así pues, Gracias por acogerme, Gracias por escucharme.

(Nosotros también te damos las Gracias Madre).Aquí estamos, listos! 

Disfrutad hijos, y estad atentos a su oreja izquierda, el Canal Marial, pues a partir de ahora estamos en comunicación permanente hasta el fin los Tiempos. Que la Paz, la Gracia, la Joya, la Alegría y la Belleza de estos momentos os acompañe. Nada puede apagar el Fuego  de Ustedes.

Bendiciones de la Luz, abrazos de Luz. Hasta ahora mismo.


Transmitido por: Sijah SiriusBlog:

http://cordefoc.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada