Translate

miércoles, 28 de noviembre de 2012

“LOS CIELOS Y LA TIERRA YA SON UNO”





Sananda: 
“LOS CIELOS Y LA TIERRA YA SON UNO”
Por Ngari  
29.11.2012  - 2h00a.m. España
                                                                                                                     
Amados hermanos. Soy Esu Emmanuel Sananda, el 
Príncipe Planetario, como os gusta llamarme. Y vengo 
para hablarles del proceso de Ascensión, cuya culminación, 
ya está a la vuelta de la esquina. Es una época conturbada 
aquí en la Tierra. Pero ustedes no deben dejarse 
impresionar por lo que ocurre fuera de ustedes. 
El viejo mundo se desmorona, para ceder lugar al nuevo. 
La Era Dorada… el gran matrimonio entre Cielo y 
Tierra, ya está sobre ustedes.  Y cabe a cada uno 
decidir su papel en esa boda celestial.

Explicaciones técnicas a parte, en sencillas palabras, 
a cada ser humano en ese planeta, le será dado según su vibración. El Juicio Final, como llama la Iglesia, dista 
mucho de la realidad de los hechos. Dios no vendrá a 
la Tierra “para juzgar vivos y muertos”. Yo ya estoy 
aquí, y tampoco lo haré. Cuando el planeta elevar drásticamente su vibración, aquellos que no logren acompañarle, ya no podrán mantenerse con vida 
en él. De ahí la importancia de esa intensa 
preparación interior, ahora que estamos en la 
recta  final.

Lo que pasará entonces a cada uno, será enteramente
 dictado por su vibración, por sus experiencias en la 
Tierra, por el amor almacenado en su corazón. Habrá 
un gran amanecer. El despertar de un nuevo tiempo. 
En donde ya nada será igual, aunque para algunos, 
le parecerá que sí. El Reino de Amor, de Paz, de 
Fraternidad entre los hombres, se vuelve la única 
realidad posible. La única alternativa a eso,
 será dejar el planeta y seguir su evolución en otro 
lugar. Otro planeta, en donde ese ser encuentre una 
vibración en sintonía con la suya… que le permita 
vivir allí sus experiencias.

En la nueva Tierra de 5ª Dimensión, ya no habrá 
lugar para disputas, peleas, competencia, desamor, o 
cualquier sentimiento que no sea de una elevada 
vibración. Y sus habitantes ya podrán vivir felices 
y liberados de todas las cargas ofrecidas por la 3D. 
La alegría y la Paz predominarán en todo el planeta. 
El respeto a la Madre Tierra, hará con que ella vuelva
 a lucir su mejor aspecto. Y esa será una preocupación constante de todos los seres, humanos o no. Es el 
porvenir de una sociedad galáctica de pleno derecho. 

Amados. Eso no es ciencia ficción. Ustedes han 
sido preparados para esa ascensión planetaria durante 
más de 2 mil años. Ya tienen todas las herramientas 
para llegar a su total libertad. Libérense de viejos 
conceptos… ideas pre-concebidas… de la necesidad
de siempre llevar la razón. No vea a su hermano como un opositor. Ya es hora de ver el rostro de 
Dios en cada uno de sus hermanos. Permítanse 
fluir junto con las olas de amor que impregnan la 
Tierra ahora mismo.  No se resistan al libre flujo de 
amor y paz que existe en la Tierra en ese momento.

Muy pronto la supervivencia dejará de ser una 
preocupación, para ser un derecho de todos. Nuestro 
Padre ha creado un mundo de amor y abundancia 
para todos sus hijos. No solo para algunos. Y ese 
será un derecho plenamente ejercido, en la nueva Tierra. 
La energía del dinero dejará de ser necesaria para 
que puedan co-crear un estado de abundancia para todos. 
Y más adelante, dejará de existir. 

La educación y la comprensión de las leyes universales, 
serán la tónica de la nueva sociedad. La auto-gestión, 
en favor del bien común, reemplazará a los que un 
día fueron conocidos como políticos.  

Y todo eso se dará muy rápidamente, y sin roces… 
sin obstáculos… sin cuestionamientos. A cada individuo, 
le será permitido SER… y expresar lo que realmente es.
 El amor se anticipará a toda acción. El mayor bien 
de todos, será buscado en cada gesta, en cada palabra, 
en cada pensamiento. Y la materialización de ese mundo 
mejor, ya está ocurriendo. Las brechas en la antigua “realidad”  serán cada vez mayores. Por lo tanto, no 
se aferren a ella. Abran sus mentes… vuelen en las 
maravillosas energías que ya están disponibles 
para todos. Manténganse centrados en su propio ser. 
Y no se olviden de agradecer al Padre, por 
hacer todo eso posible. 

Os dejo por ahora, con mi inconmensurable amor por 
todos y cada uno de ustedes. Reflexionen sobre mis 
palabras. Abran sus corazones para recibirlas. 
Y, sobretodo, traten de ser felices y mantener elevada
 su vibración. No se enfoquen en lo que ocurre a su 
alrededor. Permítanse soñar alto… y de este modo, 
irán creando  ese mundo mejor, que todos ustedes ya 
llevan dentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada