Translate

miércoles, 20 de mayo de 2015

Reconocer el amor a vosotros mismos




















Amada Maria

Reconocer el amor a vosotros mismos 

Por Elsa Farrus



Amada niña, soy María.

Los tiempos de amor son ahora, y el mayor reto, es reconocer el amor a vosotros mismos. Si, amar vuestro cuerpo físico, y darle los nutrientes, sueño y atención que precisa. Muchos habéis abusado del vehículo físico, llevando al estrés, cansancio y olvido de si mismos. Otros, habéis rechazado ser humano desde el minuto en que tomasteis conciencia de estar en un cuerpo físico, aún en el vientre de la madre. 
 
Ahora es el tiempo del amor infinito a ese vehículo de luz. La paz y la alianza con este vehículo físico, que realmente os sostiene en este plano de vida. Y gracias al cual, estáis abriendo la conciencia... amada niña, es ahora la fusión de vuestro Ser de Luz, al vehículo físico.

Sin él, no hay ascensión. No hay dimensiones. No hay vida.

A diferencia de otras encarnaciones, el cuerpo físico es ahora quien os dá la posibilidad de ascender en Gaia, y rejuveneceros, y no poner límite a los años que estáis aquí en Gaia. Amados, las líneas del tiempo caen, las conciencia se expanden.

Amada niña, estamos en un tiempo de integración solar. El aparato digestivo es la clave. Os alimentáis de amor, y cuando el amor no fluye, lo sustituís por todo tipo de alimentos y sustancias que os castigan. Porque os autocastigáis, al no cumplir las expectativas de vuestro cuerpo emocional... pero son solo eso... expectativas.

SI MIRARAIS CON EL CORAZÓN, sabríais que hay amor en todos los actos, de todos los seres, por muy incompletos que sean, o por muy polarizados que estén... pues el temor, a veces, lleva a las personas al extremo del amor.

Cuando aprendáis a escuchar la realidad desde el corazón, sabréis apreciar a cada ser en su realidad, y a ver amor, incluso en el dolor.

Pues son manifestaciones de una misma energía, en diferentes grados y conciencias. Solo el amor es real, y donde no lo vemos o no lo manifestamos, es porque aun en nosotros hay juicio y separación.

Solo el amor es real, y el perdón, su mayor manifestación. Ser perdonado o perdonar, es el mayor reto que todos poseemos.

Que nos hace seres conscientes, y que nos permite unir los desequilibrios. El amor es perdón, cuando hay comprensión de cada ser.
 
Amada niña. La noción de vida, es el amor. Sentirlo dentr, será fácil, gracias a diferentes olas de luz. Que serán integradas en el interior de la tierra, y también en vuestros corazones.

Nuevas frecuencias de luz se instalan en vosotro. Sentiréis mucho amor en el interior. Sentires mucha paz... incluso la sensación que el tiempo se ralentiza, y se hace más intenso e eterno a la vez.

Amada niña, sentiréis los flujos de la naturaleza, y sentiréis los silencios de vuestra sensibilidad.

El amor está en el interior de ustedes... siéntanlo, permítanselo... y lloren por todas y cada una de sus heridas emocionales. Detrás del llanto está la sanación... detrás del llanto está la comprensión... y en ella, el amor.

Son amor en estado puro, encarnados en un planeta dual, donde las cosas no siempre fueron sencillas ni armónicas, por su condición humana.

Pero en el instante en que amen ser humano,s la humanidad elevara su vibración, amando la vida y el planeta. Y ahí nacerá la semilla de la unidad.

Amados mios, soy María desde el Sol Central. Es tiempo de unificación en vuestros corazones, y de abrir aún más la conciencia del amor interno en su ser.

Aléjense ya de su pasado. Den gracias por cómo les ayudo a ser quienes son ahoya. Y des amor donde hay dolor, para que este pueda ser transformado.

Amada niña. Son luz y amor en todos ustedes. Todo el planeta. Se despide desde Alcyon,
 
 María.

Más información en :

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada