Translate

miércoles, 22 de octubre de 2014

Ya no existe lo bueno o lo malo





Ya no existe lo bueno o lo malo
El Grupo
Los Faros de Luz 
 Re-cordatorios desde el Hogar


Saludos, queridos. Yo soy el guardián del Tiempo

Aferrándose a un clavo ardiente
Ustedes se encuentran en una encrucijada importante de tiempo y espacio en el planeta Tierra. Llegaron en la forma acostumbrada, pasando muy claramente de una dimensión a la siguiente a través de las realidades interdimensionales, y ahora se aferran a un clavo ardiente. En realidad, así es como progresa la humanidad normalmente o al menos, como lo ha venido haciendo hasta ahora. Queremos hablarles hoy sobre eso y contarles lo que está pasando en su mundo. 
 
Sí, ya les compartimos que están recogiendo mucha energía de la Tierra; que las placas tectónicas se movilizan de tal manera que generan estrés y tensión considerables en el planeta. Previamente, en existencias más bajas y de vibración menor, eso no era un problema. En pocas palabras, antes no lo sentían del modo que lo están sintiendo ahora. Están empezando a percibir esa conexión en un nivel muy, pero muy profundo y muchos están reaccionando exageradamente debido a la desesperación. 
 
Sienten que si no lo comprenden al instante, perderán la oportunidad. Queridos, les decimos a ustedes (nos referimos a su ser más expandido) que hay quienes se autodenominan Trabajadores de la Luz porque son los maestros de la luz. Sí, ustedes son aquellos que decidieron estar aquí en este momento para generar una enorme diferencia en este planeta. Por eso les compartiremos algunas ideas y herramientas muy sencillas que podrán utilizar para ayudar a toda la humanidad a dar ese paso hacia el siguiente nivel, en el que podrán arraigar toda su energía con mucha firmeza y claridad.

Acción y reacción


Queridos, lo único que deben hacer es observarnos y ver qué aspecto tendría desde nuestro lado del velo. Solo cuando nos referimos a la humanidad, usamos las palabras correcto o incorrecto, bueno o malo, amor o temor. La verdad es que todo eso no existe y como pasaron a una vibración más elevada, siguen aferrándose desesperadamente a la energía de sus viejas ideas para tratar de sentirse cómodos, especialmente al percibir la energía de la Madre Tierra. 
 
Muchos de aquellos que se han sentido oprimidos o que nadie escuchaba, se aferran y retroceden en su evolución tratando de hallar algo familiar y cómodo. Y también queridos, están aquellos de ustedes que vieron ambos lados. Los desafiamos a hacerlo ahora. Cuando logren observar algo a través de nuestros ojos, verán que no se juzga. 
 
Juzgar no funciona porque no existe lo bueno o lo malo. Solo hay acción y reacción: algo que se está manifestando en la Tierra una y otra vez. Sin embargo, se ha llegado a un estado tan elevado que todos pueden hallar una respuesta para ello. ¿Qué hace falta? ¿Un alto al fuego, una renegociación, o que sus gobiernos se involucren? Todo esto es posible, queridos, pero cada uno de ustedes puede generar el cambio en su propio corazón con la energía que tiene en estos momentos. 
 
Es por eso que muchos de ustedes vinieron y representa el siguiente paso en la evolución de la humanidad. En realidad, es una oportunidad para que la luz ilumine las áreas que han estado a oscuras por siglos, por mucho más tiempo de lo que imaginan. Sí, gran parte de esto se viene manifestando desde tiempo atrás. Muchas de las grandes guerras de su planeta Tierra son sencillamente la repetición de otros acontecimientos que han experimentado en su propia historia y esta vez no es la excepción. Sin embargo, de hecho los está dirigiendo hacia una problemática y ahora es el momento de unirse y actuar.

Practiquen la compasión

¿Cómo lo hacen? Bueno, queridos, ustedes tienen un nervio que desciende del cuello y atraviesa cinco de sus siete chakras. Se llama el nervio vago y puede entrenarse. ¿Por qué lo harían? Bueno, en realidad es el nervio que conduce a la longevidad en el planeta Tierra, por lo que si lo ejercitan, todos se beneficiarán. ¿Cómo se entrena el nervio vago? Es muy sencillo... practiquen la compasión. 
 
El nervio vago forma parte de ustedes; es parte de la constitución física que les permite percibir la compasión en su planeta. Cuando ven que está ocurriendo algo que parece horrible, lo primero que hacen es señalar con el dedo. Tratan de tomar partido, averiguar qué sucedió y quién tiene la culpa. ¿Y si asumieran una pequeña parte de esa culpa, la responsabilidad de ver las cosas de manera diferente, y tal vez, incluso, ver las energías que condujeron a ese desenlace? Nadie se equivoca; nadie tiene razón. Todos están experimentando la unificación de la humanidad.

Ver al otro como parte suya

Llegaron a la masa crítica. No queda duda alguna, queridos. La humanidad ha evolucionado muy rápido durante los últimos cuatro años y medio y ha sido increíble. Al pasar por el portal del 12-12-12 y restaurar todas sus energías en el planeta Tierra, decidieron entrar en la nueva era de la humanidad. Durante esta Era del Empoderamiento, han alcanzado esos niveles. De repente, no pueden seguir adelante, hasta que no resuelvan algunos de los problemas muy sencillos que existen en el corazón de las diferencias y que acontecen en su planeta, una y otra y otra vez. 
 
¿Son estos los tiempos de la Atlántida y Lemuria? Sí, queridos, pero se remonta aún más lejos y más allá de lo que la mayoría podría entender. Tuvieron que fingir que estaban separados con el fin de participar en este juego de ser un ser humano, lo que les dio la dualidad o los opuestos. 
 
Cuando miran a otro ser, lo ven separado en vez de verlo como parte suya, y eso tiene que cambiar. Es la parte que pueden cambiar. Como saben, muchos crecieron incluso con las religiones que predican que los buenos se van al cielo, en tanto que los malos se van al infierno. Lamentamos decepcionarlos, queridos, pero no hay infierno y nunca lo hubo. Fue una invención humana del siglo XVII para utilizar la culpabilidad y controlarlos.

Descarten el prejuicio

Eso también ilustra la separación que ya no existe. La verdad es que no hay separación, se irán juntos o ninguno se irá. Es su decisión y la tienen ante sí. Bueno, queridos, ¿cómo lo hacen? ¿Apagan sencillamente sus televisores para no ver las noticias y no tener que lidiar con eso? Bueno, el autoengaño forma parte de ello. Sin embargo, la realidad es que deben saber qué está pasando en el planeta. El desafío es si creen o no todo lo que ven en sus televisores. 
 
¿Qué se necesitaría para ver muchos canales diferentes y tener muchas oportunidades de ver lo que está sintiendo la gente? ¿Pueden descartar la manipulación? ¿Pueden descartar el odio generacional que se ha transmitido una y otra vez cuando un padre le grita a su hijo: "¡Mira lo que nos hicieron! ¡Mira lo que hicieron!"? El hijo establece sus metas y al crecer se vengará. Esto acontece una y otra y otra vez. Muchos de los maestros han dicho: "Ama a tus enemigos". Ahora es cuando deben hacerlo y, en definitiva, se trata de su propia realidad. Porque no existe lo bueno o lo malo, el negro o el blanco, arriba o abajo, el amor o el temor. Todo forma parte de la misma energía.

¿Pueden verse a sí mismos en los ojos de los demás?

Muy claramente, queridos, ustedes han entrado en la Tercera Ola del Empoderamiento. La Primera Ola fue aprender a ponerse de pie, estar ahí, y seguir al líder. Su Segunda Ola del Empoderamiento fue aprender a seguirse a sí mismos. Han aprendido a buscar su propio camino, sin embargo, luchando muchas veces por las diferencias del planeta Tierra. La Tercera Ola del Empoderamiento es mucho más difícil que cualquiera de las dos primeras, porque se trata de la armonía. 
 
¿Cómo encuentra uno la armonía? La clave es verse a sí mismos en los ojos de los demás. Ahora bien, ¿qué significa eso? Tal vez digan: "Tan solo soy una persona. No soy el que hace acuerdos y trata de crear la paz en el planeta." Pero sí lo son. La realidad es que cada uno de ustedes se suma a la vibración colectiva de la humanidad como jamás se ha visto en el planeta Tierra. En realidad, esa vibración colectiva es la que determina el resultado y la dirección que tomará la nueva humanidad del nuevo planeta Tierra en la Era del Empoderamiento. 
 
Cada uno tiene la responsabilidad de abrir su corazón y tratar de tener en cuenta el mayor número posible de aspectos en determinada situación. Sí, verán sufrimiento y actos ilícitos y eso les causará ira, que continuará en tanto la humanidad la manifieste. Queridos, les decimos que eso se repite para generar ese sentimiento en las personas. Muchas veces, la ira hacia un grupo, raza o ubicación geográfica, continuará generación tras generación.

El llamado de la Familia del E

Queridos, solo existe un solo yo. ¿Pueden crear el corazón uno o verse en los ojos de los demás, incluso en los de aquellos que sacarían un arma y la usarían en su contra? ¿Pueden sentir el temor de ellos como si fuese su propio problema, sosteniéndolo en su corazón y expresándolo abiertamente con sus amigos? Esto es lo que cambiará al planeta Tierra y ustedes han alcanzado la masa crítica en estos momentos. 
 
No pueden avanzar hasta tanto no se resuelva todo eso, pero ¿qué significa eso? ¿Que todos ustedes se bajarán y pasarán juntos al siguiente nivel? No, queridos. Se trata del patrón de onda típico del que les hemos hablado varias veces. A menudo consiste en avanzar tres pasos y retroceder dos. A veces se desaniman tanto, que avanzan tres pasos y retroceden otros tres. Sin embargo, todos tienen la responsabilidad de avanzar en una sola dirección. 
 
Eligieron estar en la Tierra en estos momentos por la misma razón; vinieron a eso. Es el momento de despertar del sueño, tomen el poder de su corazón y aprendan a amarlos a todos como a sí mismos. Esa es la belleza de un maestro que camina sobre el planeta Tierra y la familia del E está por todas partes, porque muchos de ustedes estuvieron aquí antes en tiempos muy difíciles. Elrah los conoce bien, al igual que el Guardián del Tiempo, en y todos lo que ustedes llaman el Grupo. 
 
La realidad es que los aplaudimos, queridos, porque ofrecieron estar presentes en estos momentos críticos de resistencia de su planeta, para generar el cambio. Lograron que se escuchara su voz, trayendo una vibración que aunque parezca carecer de sentido, contiene la clave del amor del planeta Tierra. Estos son los tiempos de las nuevas energías del nuevo planeta Tierra; todos y cada uno de ustedes juega su papel en esto. Han traído su rayo de luz específico, así que atrévanse a perder sus miedos y su apego a las tinieblas. Atrévanse a soltar sus conceptos de separación y la creencia de que solo los buenos evolucionarán. Todos caminan unidos, por eso trabajan con la vibración más baja de cada uno para generar el mayor cambio de su planeta.

Lo bueno o lo malo no existe. Tan solo su YO.

¿Cómo disuelven el odio generacional y actúan en unidad? Lo primero que deben hacer es comprenderlo. No se trata de decir unas cuantas palabras o de disculparse por haberlas dicho. Más bien se trata de que se conozcan mutuamente. No se trata de mostrar su lado mejor, ni de lo que quieran mostrarles, sino de quiénes son al estar juntos en esto. Tienen ante sí la Era del Empoderamiento, pero requerirá de todos y cada uno para alcanzar esa masa crítica. Estos son los tiempos del nuevo planeta Tierra. Estos son los tiempos del despertar del sueño del nuevo ser humano. 
 
Queridos, no existe lo bueno, no existe lo malo. Tan solo su YO.

Nos sentimos honrados al poder ayudarles a re-cordar quiénes son en estos tiempos de masa crítica de su planeta. Están despertando de un hermoso sueño en el que participan en un juego. Háganlo con amor en su corazón y acérquense a todos los demás que participan en él.

Es con el mayor de los honores que les pedimos que se traten con respeto, sin importar quiénes sean ustedes. Cuídense mutuamente cada vez que puedan. Este es el mayor avance de la humanidad y entren en este hermoso juego nuevo en el que todos están participando y jueguen bien juntos.

Espavo. Yo soy el Guardián del Tiempo.
El Grupo

La palabra Espavo es un antiguo saludo lemuriano que significa: “Gracias por asumir tu poder”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada