Translate

lunes, 26 de mayo de 2014

Los PODERES MAESTROS






Los PODERES MAESTROS

 
Tu debes reconocer quién eres, de dónde vienes y cuál es tu naturaleza original. Así descubrirás que eres alma, conciencia, luz y energía espiritual.

Debes ser consciente de esa energía, debes ser consciente de tus poderes, y determinar la mejor manera de utilizarlos. A través del uso sistemático de estos ocho poderes, tendrás el control de la energía, de tus pensamientos, palabras y acciones.

LA INTROVERSION
 
Es la habilidad para ausentarse del mundo exterior

Usualmente permitimos que la relación constante con la gente, así como los eventos que suceden a nuestro alrededor, determinen nuestro comportamiento y personalidad, la cual se convertirá en algo tan cambiante como el mundo en que vivimos.
 
Nuestra forma de ser depende de la experiencia, sensitiva y física que solo nos ofrece fugaces momentos de felicidad, razón por la cual es muy difícil de mantener la paz interna. El caos del Mundo exterior se reflejará en el caos que habrá en nuestro mundo interior.
 
¿Cómo mantener la paz interior? Seguir el ejemplo que nos muestran las tortugas, cuando se refugian dentro de su caparazón, para escapar de cualquier peligro que les acecha.
 
Debes conocer tu propio refugio espiritual donde encuentres la tranquilidad cada vez que la necesites. Debes aprender a abstraerte del mundo que te rodea, controlar tus sentidos para manipularlos en el momento preciso. Es bueno tener más y más ratos de soledad e introversión, darte tiempo para la reflexión y el silencio, para ganar sabiduría y poder.

EMPAQUETAR
 
Es el poder para detener los pensamientos inútiles.

Dentro de ti encontrarás una mente en constante carrera. Un intelecto que analiza y tiene una interminable cola de preguntas. Una memoria que vive lanzando imágenes con experiencias del pasado. Son tres elementos que debes tener siempre bajo tu servicio, aunque en ocasiones, ellos te pueden ganar la batalla.
 
El poder de empaquetar es simplemente la capacidad para controlar tu mente, tu intelecto y tu memoria. Pero no es que tu les declares la guerra, porque la energía utilizada en la resistencia, puede fortalecer a tus enemigos, más que debilitarlos.
 
Tu debes tomarlos como tus amigos, y ponerlos a tu servicio como tus ministros, tu gabinete interno: a la mente, invítela a descansar. Obligala a que tome una hora del día y se relaje. Es el Momento de empaquetar y volver al hogar.
 
Al intelecto que siempre está inquieto, puedes explicarle que las respuestas que busca están en el silencio, en la quietud y en la paciencia. Todo lo que necesita saber, lo encuentra cuando escucha y observa, no cuando cuestiona y examina. Por esta razón, es mejor relajarse y mirar la película.

LA TOLERANCIA
 
Es la habilidad para no ser afectado por los eventos externos e internos y saber responder a ellos positivamente, siempre.

Nadie siente placer al perturbar su paz. Cuando alguien perturba la tranquilidad en la calle, es multado por que ha quebrantado la ley. Así mismo si tu paz interna es perturbada, también debes pagar una pena por ello, la llamamos dolor. Este dolor puede ser mental o emocional. 

Si tu posees el poder de tolerar, tu no te alteraras frente a cualquier evento que suceda a tu alrededor, o dentro de tí mismo. La tolerancia es una habilidad que viene con facilidad cuando tu permaneces en tu trono interno y sólo observas....Tu estás involucrado y desapegado al mismo tiempo.
 
La tolerancia es necesaria en aquellos casos en que te dejas llevar por gente cerca de tu entorno que dicen o hacen cosas que les hacen revivir situaciones ya pasadas y que le traen emociones negativas.
 
Recuerda que tu no eres lo que piensas o lo que sientes, por que lo que, piensas o sientes, eres tu propia creación .
 
Siendo un observador desapegado del drama que está sucediendo a tu alrededor, nada de ello, por más intenso que sea, podrá sacarlo de tu imperturbable serenidad.
 
No sólo aprenderás a tolerar y transformar tus propias reacciones, sino también saber tolerar las acciones negativas de los demás, aceptar con amor esa energía, y devolver a cambio, con una de más alta calidad. Es como si tu respondieras con una bendición, frente al insulto, aceptación frente al rechazo, y amor cuando recibe odio. Los maestros siempre son transformadores.

ACOMODARSE
 
Es la habilidad para expandirse y aceptar la presencia, ideas y deseos de otros.

El poder de la acomodación lo buscan todas las personas, por lo menos una vez en su vida. En el nivel espiritual y en el contexto de nuestras relaciones, aprendemos a acomodarnos a los demás o, simplemente, los evitamos. El primer gesto de acomodación es cuando yo le permito a otro entrar en mi universo y así mismo, buscamos que otros nos dejen ser parte de su universo.
 
Acomodarnos a otras personas es el gran reto de hoy: significa aceptar a los demás, compartir sus ideas y trabajar por ellas como si fueran nuestras. Acomodarse a tantas circunstancias tan molestas, sin dejarnos herir por los insultos, exige una gran capacidad de tolerar y auto respeto.

HACER JUICIOS CORRECTOS
 
Es la habilidad para escoger con precisión la mejor opción, tomar la mejor decisión, y la acción apropiada en cada caso, ya sea para usted mismo o para los demás.

En este momento, tienes la capacidad de tolerar, de acomodarte a alguien o a alguna situación. Desde tu trono interno, tu descubres la habilidad para hacer juicios correctos. No se trata de hacer juicios sobre otros, porque nadie tiene este derecho.
 
El verdadero juicio, el correcto y el auténtico es aquel que tiene tres dimensiones:

Cuando tu juzgas sobre una situación, y tienes la capacidad de saber con certeza que ésta y no otra es la respuesta correcta, aquello que tu debes pensar, lo que debes decir, lo que debes hacer al respecto, sin ningún temor a equivocarte.

Cuando tu no juzgas a la gente, pero si juzgas tus acciones, con el fin de ayudar a los demás, con el fin de aprender de los demás. Sin embargo no tienes necesidad de juzgar a las personas por que sabes que ellos son buenos por naturaleza.

Chequear si tus pensamientos, palabras y acciones son coherentes entre sí, si son puros, correctos y con el ánimo siempre de ayudar a los demás. Para lograrlo, es necesario, restablecer el poder interno a través de la introversión, de empaquetar todos los pensamientos inútiles, transformar aquellos sentimientos que no son correctos, hacer uso de la tolerancia y de saber acomodarse a las ideas, acciones y presencia de otros.

DISCERNIR
 
Es la habilidad para distinguir lo sutil y saber reconocer lo que es verdadero y aquello que es falso.

El discernimiento es el arte de ver, no con los ojos físicos, sino con el ojo interno. Distinguir entre lo que es falso y lo que es verdadero sin prejuicios, teniendo un conocimiento claro y preciso de lo que está sucediendo, sin temor a equivocarse. 

Sabemos que hoy en día hasta es posible crear un diamante artificial, el cual, esparce la luz como si fuese real. Todo depende del ojo experimentado con el cual se mire. Solo sabremos discernir con el corazón.
 
La visión espiritual es como el ojo del joyero: Ver lo que es verdad, solamente es posible cuando existe el entendimiento y comprensión de las leyes y principios que gobiernan el curso de la vida humana. El conocimiento de estas leyes de la naturaleza, tanto físicas como espirituales, restablece la "visión" y proporciona la habilidad para "distinguir sabiamente" .
 
De esta manera, la ilusión de la belleza superficial y el paradigma de la falsedad como verdad, puede ser desentrañada. Así mismo, la cantidad de tiempo y acción (hacer) será equilibrado por la calidad del tiempo y actividad efectiva (ser). 

Solamente entonces aquellas cosas de valor material o temporal serán percibidas y separadas de aquellas con valor espiritual y eterno. Si no desarrollas esta habilidad interna, tu viaje será como de un camino de muchas calles sin salida, y de frecuentes errores. Los maestros saben exactamente hacia donde van, y rara vez cometen el mismo error dos veces.

ENFRENTAR
 
Es la habilidad para confrontar y resolver a tiempo, obstáculos internos y externos, pruebas y desafíos.

El viaje espiritual al hogar es un retorno a la plena consciencia, de lo que es verdad y lo que es correcto. Pero durante este camino hay numerosos obstáculos y desafíos.... Solamente, a través de una fuerza interna restablecida y fortalecida por el conocimiento y el poder espiritual de la fuente, eres capaz de enfrentar y lidiar con los dragones internos que alzan sus cabezas durante el viaje. 

Esta es la simbología de los santos - el matar a los dragones, no con armadura y espada sobre algún campo, sino con la espada de la verdad. Muchos de ellos se comprometen en falsas creencias, en ilusiones y malos hábitos, durante muchas vidas.
 
Durante la meditación, puedes realizar varios procesos, por ejemplo:
 
A través del espacio sagrado de tu corazón, puedes observarte y conocerte, tal y como eres. Puedes ver tus pensamientos, hábitos, creencias, como también tus talentos y belleza interna.
 
Aprende a discernir que es correcto o errado, y recibe la fuerza necesaria para enfrentar los obstáculos internos o externos. Los internos son aquellos hábitos antiguos de comportamiento, los cuales nacen por falta de conocimiento, o por creencias equivocadas. Los externos, son los que deliberadamente se atraviesan en tu camino hacia el cambio, para mejorar.
 
Durante la meditación se puede enfrentar las pruebas que te proporcionen miedo u odio. Pero la fuerza que les confiere ese estado elevado, puede enfrentarlos, transformarlos y convertirlos en poderes a tu favor, y no en tu contra.

Las pruebas vienen cuando tu permites que emerjan imágenes y sentimientos desde un profundo y distante pasado. Es el momento para demostrarte que tienen la fuerza y habilidad para mirarte de frente, perdonar y seguir hacia adelante.

COOPERAR
 
Es la habilidad para entregar parte de tu atención, tu tiempo, tu experiencia y sabiduría, para ayudar a los demás.

La cooperación es algo más que prestar ayuda a tus semejantes. Aunque esto es importante, la verdadera cooperación viene desde los espacios más profundos de actitud, sentimiento, pensamiento y visión.
 
Simplemente ver las cualidades y el carácter elevado de alguién, en lugar de sus debilidades, es un acto de cooperación. El ofrecer poderosos pensamientos sutiles para el éxito de otros, es invisible, pero una apreciable cooperación. 

El tener y diseminar buenos pensamientos cuando amigos o enemigos están mal, es cooperación altruista. Y una actitud constantemente positiva, a pesar que alrededor nuestro exista un desastre, es una inspiración para que los otros vuelvan del caos a la paz. Todo esto es sustentadora cooperación.
 
El aceptar, reconocer y apreciar a otros. El simple hecho de dar una sonrisa a todos, es una Cooperación que tiene una gran dosis de motivación y combustible para seguir adelante.
 
Cooperación es la fabrica de la unidad, la canción de la armonía, y la única forma en que podemos prosperar todos juntos. Porque, como dijo Benjamín Franklin una vez: "Si no nos mantenemos Unidos, seguramente, caeremos separadamente".

Nos toca vivir un cambio "no esperado" en estos momentos de nuestras vidas: un cambio de planes, de condiciones, de espacio humano y vital. Reconforta ver que a través de distintos escenarios y de planes diversos,los cambios no son perdidas, sino crecimientos.

Hemos llegado a un punto de nuestra existencia humana, donde habita en nosotros todas las facultades para volar alto, dominar las alturas, vientos y tormentas....

Es tiempo de desplegar las alas y volar con el corazón abierto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada