Translate

lunes, 19 de mayo de 2014

¿Dónde está el Amor?







 
¿Dónde está el Amor?

Canalizado por Natalie Glasson




Amados Faros de Luz y Amor de la Tierra, me dirijo a vosotros desde mi Verdad, hablando a todos los aspectos de vuestro Ser. En este proceso de Ascensión, mantengo presencia y apoyo para la Tierra y la Humanidad, supervisando todos los cambios de la Ascensión, mientras que aseguro a todos una más profunda sensación de Unidad con el Creador. Podéis llamarme para que os ayude en todos los procesos de Ascensión, dentro de vuestro Ser y en la Tierra, pues Yo tengo una imagen mayor de lo que está por manifestarse; y puedo bañaros con la Luz del Creador, para apoyaros y ayudaros más.
 
Sabed que mientras mi propósito ha estado y sigue estando enfocado en la Unidad con el Creador, y con todos los aspectos del Creador, lo cual significa reconocer una armonía con el Creador, ahora os quiero hablar de la importancia del Amor.
 
Muchos, quizá todos, hablamos de la importancia del Amor, del auto-Amor, del Amor por todos y del Amor Incondicional; y sin embargo este continúa siendo el foco actual del crecimiento espiritual y de la Ascensión. 
 
En este nivel de la Ascensión, la lección y la vibración que es clave obtener, es la aceptación del Amor. El conocimiento del Amor y de su importancia en muchísimos niveles siempre ha estado presente en la Tierra, pero ahora en esta realidad, se te está pidiendo experimentar el Amor, un Amor muy personal, el Amor dentro de tu Ser. 
 
Se te está pidiendo dar tu Amor libremente, sin ninguna expectativa de que te retornen Amor, mientras tienes el conocimiento de que tu Amor es sagrado y proviene del pozo del Creador; consecuentemente, hay un abundante volumen de Amor para que recurras a él, y existas en él.
 
Ahora es crítico experimentar el Amor; es la lección clave y la principal de la actual Ascensión. Muchos tenéis el conocimiento del Amor y de cómo puede ser integrado en vuestra realidad, e incluso de cómo influirá en vuestro Ser; pero ahora es el momento de poner la teoría en práctica en vuestra realidad, experimentándola completamente.
 
Todos vosotros sois amorosos naturalmente, el Amor es vuestra naturaleza, es la energía con la que fuisteis creados energéticamente; y constituye los bloques de construcción de todo lo que sois como seres físicos, Almas y muchísimo más. Como tu Verdad, tu Esencia original y tu Yo Divino, no puedes evitar ser amoroso, no hay nada que te pueda quitar la vibración del Amor, aún cuando no reconozcas que tu vibración de Amor está presente inexorable y eternamente. 
 
Con esto en mente, puedes observar tu Ser, tu realidad y la realidad de la Tierra; y darte cuenta de que el Amor no siempre parece sentirse o estar presente. Si el Amor es tu energía natural, aquello de lo que fuiste creado como Ser energético; y es eterno, entonces podrías preguntar: “¿Dónde está el Amor?” Tu Ser y tu energía tienen habilidad natural para ayudarte a volver a tu centro. 
 
Cualquier cosa que te suceda, cualquier cosa que crees o experimentes, o cualesquieras que sean tus pensamientos, cuando tú lo permites, tu Ser naturalmente te volverá a llevar a tu centro, al espacio de la energía de Amor dentro de tu Ser. Al hacer esta pregunta sobre ti mismo y tu conocimiento interno, no te estás enfocando en la carencia de Amor dentro de tu Ser ni en la Tierra, ni siquiera lo estás buscando, estás pidiendo ser guiado y devuelto al espacio y la existencia del Amor dentro de tu Ser. 
 
Éste es como un espacio seguro dentro de ti que está conectado con Todo Lo Que Es, el Universo del Creador, que te ofrece abundancia de consciencia, guía, herramientas y Verdad. Es importante que recuerdes que todo lo que recibes dentro del espacio seguro no proviene de ti personalmente, sino que es del flujo del Creador, de donde puedes extraer todo lo que sea divinamente apropiado. 
 
Con esta práctica, serás guiado naturalmente hacia el espacio de Amor en tu interior; y puedes descansar en él eternamente. Quizá notes un cambio en tu consciencia, surge una más profunda sensación de alegría o paz, lo cual simboliza que has llegado a este espacio.
 
Mientras que siempre puedes encontrar, descubrir y experimentar el Amor del Creador dentro de tu Ser, aún podemos preguntarnos: ¿Dónde está el Amor? Con esta pregunta quiero hacer esta otra: ¿Por qué si somos seres naturalmente amorosos, tenemos que buscar el Amor dentro de nuestro Ser? 
 
Podríamos preguntarnos: ¿A dónde se fue el Amor y por qué? Cuando experimentamos Amor, ya sea en la Tierra o en los planos internos; y con esto quiero decir emanar e irradiar Amor, estamos naturalmente en contacto y alineados con el Creador y con todo lo que es nuestra verdad. Con este alineamiento y nuestra expresión de Amor, podemos traer al Creador a través de todo nuestro Ser, permitiendo que Todo Lo Que Es el Creador se manifieste en nuestra realidad, creando muchísimas experiencias bellas, tales como buena salud, abundancia, felicidad, sincronías, milagros, profundas conexiones de unión, comprensión expandida y consciencia de la Verdad. 
 
El Amor que expresamos crea una plantilla y un cimiento para la expresión y la experiencia del Creador. Por eso cuando nos conectamos con el Amor de nuestros seres y del Creador, se siente tan bien, dichoso y familiar. Frecuentemente en vuestra realidad todo se puede sentir muy extraño, así que el Amor te vuelve a llevar a esta Verdad. Con este conocimiento podrías preguntar: ¿Si uno es siempre vuelto a llevar a su centro, porque cada persona no experimenta natural y eternamente el Amor? 
 
Todo lo que está fuera de ti, se siente más tangible y real; si fue creado desde el Amor, nunca habría ninguna forma de emergencia. Podemos volver a preguntar: ¿Por qué el Amor no está presente eternamente en todo? La respuesta obvia es que el Amor está presente eternamente, pero la que se ha perdido es tu habilidad de reconocer el Amor, e incluso de percibir su importancia. 
 
El Amor de tu Ser y el del Creador nunca se han perdido, pero después de muchas vidas en la Tierra, experimentando tantas energías y situaciones diferentes, cada Humano ha adoptado y creado nuevos pensamientos, creencias y percepciones que lleva consigo. La mayoría han nacido del dolor o el sufrimiento; y no están alineados con el Amor. 
 
¿Alguna vez has pensado en ti mismo existiendo como un puro Ser de Amor; y por qué este puro Ser de Amor sintió por primera vez dolor o temor, por qué sintió tales energías; y cómo te sentías cuando nunca habías experimentado dolor ni temor, solamente Amor? ¿Podrían tales energías convertirse en una adicción y en una energía con la que te identificas? 
 
Consecuentemente has reemplazado tu creencia, tu conocimiento de reconocimiento del Amor. Ésta es una poderosa práctica para llevarla a cabo en tu tiempo de quietud.
 
Imagínate como un prístino ser de Amor muy radiante y refulgente.
Pregúntate:
¿Mi Ser de Amor, cuándo sintió dolor o temor por primera vez?
¿Cómo se sintió?
¿Qué creó semejante experiencia?
 
Luego pídenos, a Mí, el Señor Metatrón y a los Ángeles de Amor y Sanación, con el apoyo de tu Alma, que nos presentemos para borrar y sanar esta energía, de tal manera que otras experiencias posteriores de dolor y temor sean borradas, disueltas y sanadas eternamente.
 
Ahora el enfoque importante es volver a crear el hábito de percepción, reconocimiento, gratitud y comprensión del Amor, admitiendo y estimulando el proceso de ser llevado naturalmente al espacio de Amor dentro de tu Ser, aún cuando tenga que ser cien veces al día, hasta que creas ser digno de existir eternamente en el Amor. 
 
Ésa es una declaración tan poderosa, que puede ser la clave para responder la pregunta de dónde está el Amor. Éste siempre está presente, pero es posible que te percibas indigno de estar presente con el Amor y en el Amor. Por favor sabed que me dirijo a todos vosotros, incluso a Mí mismo, pues siempre hay más Amor que Uno puede reconocer y traer y expresar a través de su Ser.
 
Una sanación que Yo quiero apoyar, es que te perdones por cualquier forma de falta de Amor en tu realidad y en tu Ser; y que te perdones por ese primer momento en el cual experimentaste verdaderamente temor o dolor. El perdón es un sanador tan profundo, que puede transformar cualquier energía, pero también te permite aceptarte plenamente:
 
“Ahora Yo me perdono completa y absolutamente, cualquiera y todas las formas de carencia de Amor. Cualquiera y todas las formas de temor, dolor y sufrimiento. Cualquiera y todas las formas de sentirme indigno del Amor; y Cualquiera y todas las formas de adicción a cualquier cosa que no sea Amor. 
 
Con la ayuda de mi Alma y de mis Ángeles, me sano completa y absolutamente; y Me Amo Incondicionalmente. Ahora elijo existir eternamente en el Amor; y haré con facilidad esta transición en mi Ser y mi realidad. Y así es”.
 
Por favor, sabed que Yo estoy presente con vosotros plena y eternamente en el Amor.
 
Metatrón.

Tradujo: Jairo Rodríguez R

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada