Translate

domingo, 7 de octubre de 2012

3 de Octubre de 2012 MARIA Autres Dimensions





MARIA Autres Dimensions

3 de Octubre de 2012

Programa para pasar el texto a voz y oír el mensaje.
Original en francés
www.autresdimensions.com
Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
 

http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com
Traducción: Hedyn Núñez
MARIA
 
Yo soy María, Reina de los Cielos y la Tierra. Hijos de la Luz, que la Paz y el Amor de establezcan. Desde ahora vendré a verlos regularmente. Más allá de nuestros Encuentros individuales (específicos, para muchos de ustedes), vengo a darles información acerca de la instalación de la Gracia y de vuestro conocimiento, en relación a ella y cómo pueden esperar vivir estas Gracias. En primer lugar especifico, que todas nuestras Hermanas Estrellas les han expresado, al inicio de sus intervenciones, sus propias experiencias, que las establecieron en la Luz y la Gracia en su vida. Ustedes, también, están llamados a vivirlo, porque la Gracia los instala en inefable Alegría, en la Paz Suprema de la Luz y el Amor. Sea cual sea vuestra manera de vivir la instalación de la Gracia, se esperan muchos efectos. Para muchos de ustedes, nuestras Comuniones, nuestros alineamientos comunes les han ayudado a tejer, de alguna manera, un Canal de Libertad entre nosotros que les da a percibir nuestra Presencia. Y de nuestro Encuentro, se instala la Alegría. Luego, la Gracia puede tomar diversas formas: desde la percepción, más clara, de otros mundos, de otras Verdades, hasta tocar eventos de vuestra vida misma en factores inesperados o imprevistos. La Gracia puede desenvolverse y instalarse en todas las áreas de vuestra vida.
Para vivir esta Gracia, vivir su instalación y sus efectos, es importante vivirla, y no podrán vivirla, pidiendo algo; lo que sea. La Gracia no es el resultado de una demanda. Por supuesto que hay Hermanos y Hermanas orando y pidiendo Gracias. Nosotros estamos aquí para eso. Pero esas gracias solo responden a un objetivo, que es el de la Inteligencia de la Luz, de su propagación, de su Revelación, sobre todo durante este tiempo. De la misma manera que para verla manifestarse en vuestra vida, y vivir los efectos, es necesario efectivamente no pedir nada para sí mismo, olvidarse totalmente, porque la Gracia Realiza eso. Cuando viven, los primeros contactos con otros Mundos, con nosotros, cuando mis Hermanas o yo misma, los llamemos por vuestro nombre, recuerden, que en la sorpresa van siempre a buscar una explicación lógica, en algo que pertenece a vuestro mundo. La Liberación de la Tierra, la cesación definitiva de la Líneas de depredación, ha permitido a la Luz no solamente, inundar este mundo (en niveles jamás conocidos, hasta el presente), dándoles sobre todo a concientizar y a vivir ésta Luz.
Desde luego, la Luz no va siempre en la dirección que desean. Pero ella siempre irá, hacia más Luz, más Alegría, más Plenitud. Incluso si un evento que surge en vuestra vida, puede parecer contrario a la Gracia, estén seguros, que nunca será el caso, porque en definitiva, ésta Gracia les permitirá estar más cerca de la Luz que ustedes Son. Y aunque, a los ojos de la persona, puede parecer ir en contra, eso no es así. Acoger la Gracia es en realidad hacerse pequeño y dejarla oficiar. Porque la Gracia es realmente el oficiante del Amor y de la Luz, y les recuerdo, que es lo que ustedes Son. Así que, cuando la Grace se instala (por supuesto, más allá de los síntomas, que se dieron a conocer), lo más importante es que vuestra conciencia, pueda contemplarla. Esta contemplación puede hacerse en el Silencio Interior, como una Alegría que se instala de forma sostenible, y que no tiene, a priori ninguna razón de ser, en las circunstancias de vuestra vida. La primera acción de la Gracia, en el cara a cara que se desarrolla, es ser preservados de vuestras propias emociones, vuestras propias reacciones, de la vida en la carne. De alguna manera, lo que se Realizó (las Comuniones, Fusiones y Disoluciones), va ahora a separarlos de alguna manera, para mostrarles a la vez, la Fusión y la distancia que puede existir, entre la vida en este mundo y la vida en la Eternidad.
La Gracia deriva de la vida en Eternidad. Es así, que la vida en la Eternidad se vuelve cada vez más evidente para ustedes, de una manera u otra. Si contemplan eso, y si aceptan la Felicidad, entonces, la Beatitud estará presente. Ustedes no tendrán, ni que actuar, ni reaccionar, sino seguir, en vuestra vida, lo que les muestra la Luz y lo que les muestra la Gracia, porque la Gracia no puede adaptarse a ninguna Sombra, ni a ninguna resistencia. La Gracia, que se despliega sobre vuestros hombros y vuestra conciencia, no deja lugar a dudas, mientras ustedes no pongan en duda en lo que viven, realmente. Cuanto más estén en silencio, mientras más estén en recepción, mas la Gracia producirá sus efectos, sin igual, y que sólo algunos seres en el pasado, pidieron vivirlo. La absorción en la Gracia les permite realizar más fácilmente este Pasaje, esta Transición y esta Resurrección que está en marcha. Solo hay, como lo dicen algunos Ancianos, que mantenerse Tranquilos. No se les o pide, a todos, estar en Contemplación, porque sabemos que tienen ocupaciones que son vitales para vuestro cuerpo, por el momento. Pero de todos modos, la justa dosis de Gracia que corresponde, que es necesaria, esencial y suficiente para ustedes.
La Gracia también puede dar lugar a una serie de Revelaciones, concernientes a vuestras Linajes Estelares, así como vuestro origen Estelar. Puede ser simplemente, en la naturaleza, viviendo un momento de Comunión y Fusión que les dará a vivir (en la carne, en todas las partes de este cuerpo efímero), lo que es la Unidad, más allá de la experiencia de Etreté. Este sentimiento de Comunión y de Disolución en el Todo va a alcanzarlos más a menudo, tan pronto como ustedes estén en recepción, y en la no voluntad de actuar por sí mismos, sobre todo en lo que se refiere a lo que llaman espiritualidad. La instalación de la Gracia, facilita todo si la dejan entrar, eso es lógico. El Hermano y Hermana que se apartan de la Gracia, manifestarán resistencias. Es, por otra parte, lo que ocurre en la hora actual, para aquellos de entre nuestros Hermanos y Hermanas que no están abiertos a la Luz, y sin embargo Son la misma Luz que ustedes. Ustedes saben que vuestro sitio es preponderante, para permitir el despliegue de la Gracia.
La Liberación de la Tierra, y vuestra Liberación, (si bien, cada uno tiene su propio camino, y su propia Vibración), es colectiva y apela a la Colectividad. Por supuesto, quienes están en la Tierra y que, por diversas razones, han experimentado tanto sufrimiento, tanto confinamiento, pueden manifestar fuerzas de resistencia en estos momentos tan especiales y es por eso que se le ha pedido no juzgar. Es por eso que se les pide no condenar porque ustedes no conocen la historia completa de cada persona, especialmente si ven sólo el aspecto limitado. Pero la Gracia, que los colmará, le dará a ver más allá de toda duda, y a ver a cada Hermano, y a cada Hermana, sin juicio, sin ninguna intención de interferir con su Libertad, sino de estar allí, colmados de Gracia, proponiendo a su vez, por el hecho de mantenerse tranquilos, ésta Gracia, para toda la humanidad. No hay tampoco nada que pedir, sólo estar por completo en el Momento Presente, en este estado de Despertar y de Liberación que se les ofrece, con más intensidad y agudeza.
La instalación de la Gracia, más allá de revelar las últimas zonas de Sombra, los pone en una conciencia  inolvidable, es decir, en la saturación de la Alegría, la Paz y la Serenidad, que ningún evento de este mundo lo puede alcanzar. En otras palabras, la Revelación de la Gracia, es sobre todo el final de la separación, el fin del confinamiento, que les dará a experimentar este estado de Beatitud, estando aún en este cuerpo, en esta carne, con vuestros problemas, como cada Hermano y Hermana. Pero la Gracia, vendrá en ayuda de todo lo que denominan problema, y todo lo que sea freno o resistencia. Todo será más fácil, independiente de lo que pueda ocurrir en vuestra vida. En contrapartida, la Gracia siempre estará allí, cada vez más, y es ella que obrará. Y encontrarán, más a menudo que convive en ustedes, ya sean varias conciencias o múltiples facetas de ustedes, una siempre queriendo resistir, y la otra estando en el Abandono más total. A partir del momento en que comiencen a experimentar estos cara a cara (si aún no lo han vivido, por supuesto), les será más evidente dirigirse hacia la Gracia, más que hacia la resistencia. Porque la Gracia, cualquiera sea los colmará, lo que nunca puede hacer la resistencia, incluso en la satisfacción de algo que se ha cumplido, que no dura jamás.
La Gracia va a estar sólo en vuestros estados, sino que será llamada para cada uno de ustedes a amplificarse a vuestra manera y a vuestra medida. En estos momentos experimentarán, y vivirán el hecho de sentirse nutridos,  abrevados y por último, no carecer de nada, sin importar cuál sea vuestra situación en este mundo, porque se llenarán con la Luz de la Gracia y en ella, nada puede faltar, repito; cualquiera sea, la condición de vuestra vida en la carne. Acoger la Gracia es beneficiarse, en cuanto a sus efectos, más allá de la percepción de otros Mundos, y de nuestras Presencias. Más allá de lo que les es dado a ver durante las noches, constatarán por sí mismos, que pueden conducir todo lo que deben en vuestra vida, en un estado muy diferente que el de antes. Lo que podría parecer exasperante, se volverá fácil. También lo que podría parecer difícil, será más fácil. Lo que parecía ser un obstáculo, desaparecerá por completo. Y no es simplemente, vivir o pedir la Gracia por momentos. Es que ustedes mismos se convertirán en ésta Gracia. Y esto es lo que los va a llenar y saturar de Gozo y de Paz.
El establecimiento en la Gracia se vive también de diferentes maneras. Algunos de nuestros Hermanos y Hermanas, necesitan ver otros Mundos, y tocarlos. Otros simplemente necesitan sentirse alimentados y abrevados, para no sufrir carencia. Pero, lo más importante es la percepción de estar colmado, de estar lleno, de no tener ya ninguna duda, ni aún preguntas. Lo que está sucediendo en vuestra vida, se desarrollará, con la mayor  ligereza, así es, la acción de la Gracia y del Amor. La instalación de la Merkabah, en el centro de vuestro pecho (que se explicará más adelante), permitirá a esta Gracia desarrollarse, independiente de vuestra personalidad, de las circunstancias de vuestra vida, independiente de vuestro estado de salud o condición psicológica porque, en definitiva, el que toma conciencia de la Gracia, no tiene manera de oponerse a ella. Sólo aquellos de nuestros Hermanos y Hermanas que se han alejado de la Luz, por el momento, no pueden percibir esta Gracia, pero para quienes la viven o la vivirán, recuerden, que cuanto más permanezcan en recepción más ella se despliega y cuanto más estén tranquilos, más la Gracia actuará en vuestra vida. Ella oficiara para hacerles, más ligero, y más fácil lo que tienen que vivir.
Notarán, por otra parte, fácilmente, que vuestras reacciones no son ya las mismas y que, cualquiera que sea el evento que sobrevenga, les será cada vez más fácil alinearse, recentrarse, sentir nuestras Presencias, ver los otros Mundos, y mantener la Paz, no importa lo que se desarrolle y lo que pase en vuestra personalidad. Es en estas ocasiones, además, percibirán la diferencia fundamental entre la conciencia de la Eternidad, vuestro cuerpo de Etreté, lo que Son, en Verdad, y este cuerpo de carne y sus aspectos efímeros. Todo esto aparecerá más claramente. Les sucederá a menudo, sentirse como en un sueño, en este mundo, y de reunirse con la Verdadera Vida cuando se adormecen, o cuando duermen, incluso si no traen recuerdos muy lúcidos y conscientes en un principio. Pero esto los golpeará, al despertar por la mañana. Y tendrán la impresión de surgir de un sueño, y eso también se invertirá. Comprenderán, que eso lo sueñan en este cuerpo de carne, y que la Verdadera Vida no tiene nada que ver con ese sueño. Así, muchos de ustedes asumirán, sin darse cuenta, la Verdad de lo que Son. La Ascensión podrá vivirse entonces, sin ninguna dificultad, y sin ningún miedo.
El Choque de la Humanidad habrá sido amortiguado para aquellos de ustedes que tendrán (o que la tienen ya), la oportunidad de ver, la distancia, entre el funcionamiento de la personalidad y el funcionamiento de vuestra Eternidad. Esto va a ser claro y lo más importante, es que ustedes se beneficiarán de los efectos. Verán que vuestra conciencia puede colocarse en una o otra, y en una, siempre habrá, incluso si vuestra vida es pacífica, un sentimiento de carencia. Mientras que colocados en vuestro Cuerpo de Eternidad, cuando la Gracia está ahí, verán que todo es Pleno, que no falta nada, y que no hay nada que añadir. Verán más claramente, esta diferencia, y entonces la elección será muy fácil. Será vuestra conciencia que les dictará, de establecerse en la Gracia, en el momento en que los llame, o un poco más tarde, dependiendo de vuestro devenir y de lo que aún deben realizar en esta Tierra. Para el futuro que no existe, no vuestro futuro: sino el futuro de aquellos que todavía están encerrados, en otros lugares del Universo y en los Multi-universos.
De la forma en que vivan la Gracia, si lo comprendieron, se derivará para ustedes, la facilidad de vivir este Pasaje, que no es tal. Disfruten de estos momentos, porque de la riqueza de éstos, vividos en la Gracia, emanará de ustedes un grado de Luz que nutrirá a vuestros Hermanos y Hermanas, que no están vueltos hacia la Luz. Irradiarán esta Luz, sin siquiera intentar algo: eso es la Gracia. Esto es cuando la vida se desarrolla con gran facilidad, con gran fluidez, que aun cuando los Elementos que hacen sufrir están ahí, ya no hay más sufrimiento. Esto explica, por otra parte, lo que algunas de nuestras Hermanas Estrellas han expresado, de su experiencia: de haber estado en el sufrimiento, a veces muy importante, y sin embrago no haber sido afectadas por éste, porque, si ustedes ven como en esa época, ellas estaban inmersas en la Gracia y en la actualidad funciona así, para ustedes y toda la humanidad, como para todos los Hermanos y Hermanas que quieran, volverse hacia la Gracia.
Como ustedes saben, hace unos años, les dije que no vendría jamás a condenar y castigar a mis hijos. Estas son  invenciones de aquellos que quieren separarnos y dividirnos. Sólo vengo a anunciarles la buena noticia, de vuestra Resurrección y el retorno a las Moradas de la Gracia. Nada más, ni nada menos. Lo que observen y que les parezca contrario a eso (ya sea en vuestra vida o la Tierra), es solo la acción de los Elementos y de la Inteligencia de la Luz, con el objetivo de eliminar lo que no está conforme a la Libertad y a la Gracia. Nada más y nada menos. La Gracia, tendrá también la capacidad de hacerlos vivir, si ya no lo hizo, el desapego de vuestros propios vínculos, que puedan permanecer todavía, mostrándoselos. No para que se juzguen, ni juzguen a aquellos que los han mantenido en ustedes, sino para que se mantengan en esta Gracia, a fin de que estos vínculos se disuelvan  por sí mismos en la Gracia. Una vez más, tampoco ahí, tienen nada que pedir. Es la Gracia misma que oficia y si ustedes son capaces de mantener la calma y observan, se verán colmados de mil maneras, por lo que va a suceder. Todo esto, si no lo viven ya, se desarrollará muy rápidamente, durante este período. Es durante este período, por supuesto, como lo ha dicho Miguel y lo ha dicho Sereti, aparecerán la mayor parte de los mecanismos, que hagan desaparecer los miedos que sobrevengan. Por supuesto, eliminar el miedo, desde nuestro punto de vista, es hacer desaparecer la Ilusión, pero para quienes no están abiertos a la Gracia, es precisamente la ilusión que los calma: el hecho de haber previsto las carencias, de dirigir vuestra vida, a fuerza de puño o por la fuerza del alma, con el fin de prevenir. Pero la Gracia es realmente la prevención definitiva, que los protege en totalidad, de cualquier accidente y lo más importante; de lo que no hayan pensado.
Por supuesto, los acontecimientos que tienen lugar en la Tierra, desde el cese de las Líneas de depredación, serán inconcebibles para la humanidad. Sólo la Gracia les permitirá concebir como lo que es: es decir, una total Liberación de la Tierra y de todas las conciencias. Entonces, sigan lo que les dice la Gracia, porque la Gracia también va a hablarles, a su manera. Guiará vuestra vida por las líneas de menor resistencia. Le dará a experimentar esta inmensa Alegría, esa Alegría en el Corazón y de vivir la multidimensionalidad, de vivir los Encuentros con vuestros Hermanos Estelares, con la mayor facilidad y las más grandes de la Alegrías. Desde luego, quienes lo ven desde fuera y no son permeables, en principio, a esta Gracia, podrían llamarlo locura, desde su punto de vista. Pero, ¿quién es el más loco? Quien vive en la Gracia o quien se alejó de la Gracia, y que no la conoce. Todo esto también los llamará a dejarla obrar, sin querer interferir con nada.
Recuerden, que todos tienen Libertad total en cuanto a lo que llega, de mantener la ilusión, en una forma o en  otra, o de Abandonarse por completo, a la Verdad Absoluta. Y el que ha vivido la experiencia de la Gracia, lo colmará completamente. No tenemos ninguna duda, que si alguno de ustedes ha saboreado una vez la Gracia, en cualquier forma (ya sea por la Vibración de la conciencia, el Canal Marial o por nuestra Presencia, por el acceso a los estados multidimensionales y de otros mundos, cualquiera que sea la forma), estamos seguros de que este primer contacto con la Gracia, si han tenido la experiencia, sólo puede orientarlos hacia al estado de Gracia, y no al estado de resistencia. Esto es obvio. Esas son las palabras que tenía que decirles, en relación con la instalación de la Gracia. Como lo dijo Sereti (comenzó desde principios de este mes, de Octubre), y crecerá cada día. Si tienen preguntas en relación a ésta Gracia, y si tengo que hablar sobre algunos aspectos, los escucho. Abro un tiempo de palabras con ustedes.
No tenemos preguntas, muchas gracias.
Entonces, todos los que estamos aquí, juntos, vivamos un momento bajo el Manto Azul de la Gracia, que deposito en vuestros hombros y a vuestros pies. Vivamos eso en silencio algunos instantes. Volveré cuando sea necesario, en las deferentes etapas de instalación de la Gracia. Mientras tanto, instalémonos en Ella.
... Compartiendo el regalo de la Gracia ...
Yo soy María, Reina de los Cielos y la de Tierra. Estoy desde ahora con vosotros, hasta el fin último del Tiempo. Que nuestro Amor, resplandezca en el gran día. Volveré, independientemente de nuestros contactos individuales, cuando sea necesario, para darles Elementos de esta Gracia y otros elementos que se transformarán en poco tiempo. Soy María, Reina de los Cielos y de la Tierra, todo mi Amor es vuestro. Hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada