Translate

lunes, 4 de agosto de 2014

SERETI, Guía Azul de Sirio






SERETI,  Guía Azul de Sirio
Por el Colectivo del UNO
                                         20 Julio 2014

“Lo que se va a producir en lo sucesivo, podría llamarse: “Orgasmo del Corazón”. Una vez vivido este Orgasmo del Corazón, la Libertad será total a nivel individual, hasta el momento colectivo, destacándose por manifestaciones repentinas, violentas y brutales del manto de la Tierra.”



Audio
https://www.yakitome.com/tts?a=T&b=985821&c=SZKXXyMaKG


Yo soy SERETI, Guía Azul de Sirius.

Hijos de la ley de Uno, Hijos de la Tierra y del Cielo, Bendiciones… a vuestra Eternidad, a lo que ustedes Son.

Vengo hoy en lo que me concierne, a terminar un ciclo. En efecto, hace nueve años de vuestro tiempo terrestre, yo intervenía, con el fin de darles un cierto número de elementos concernientes a la transformación y resurrección de la Consciencia, tanto de la Tierra, como los procesos que debían ser puestos en práctica, y que lo han sido entre vuestros años terrestres del 2005 y 2012.

Esos siete años, ahora terminados desde exactamente dos años, ya que para recordarles el conjunto de transformaciones de la Tierra y de la Consciencia, se instalaba entre julio de 2005 y julio de 2012.

Este programa, este calendario, ha sido incluso adelantado unos meses durante vuestro año 2012, ya que esta transformación sobre los planos sutiles se ha visto terminada durante el nacimiento de la Onda de Vida, correspondiente como ustedes lo saben, a la liberación del Núcleo Cristalino de la Tierra, procedente de Sirius.

Queda, como ustedes lo viven, la actualización en la materia, o si prefieren, esta sacralización de la materia que ustedes nombran Ascensión, que no es otra cosa que el fin de un modelo, el fin de un mundo, y la emergencia de un nuevo mundo, ya que todo es cíclico.

Intervengo en este día, con el fin de anunciar la concretización, la materialización del Espíritu dentro de vuestra Materia.

Las diferentes manifestaciones que ustedes han vivido, concernientes tanto las coronas, las puertas, las comuniones, las fusiones, los viajes en Êtreté, y la experiencia propiamente dicha de la Consciencia, tal como la viven en el estadio donde está cada uno de ustedes, se traduce en lo sucesivo, por el consentimiento de la Tierra, que se traduce entre esta fecha, yo diría incluso hace algunos días (13/07/2014) hasta la fecha que es el 29 de Setiembre.

Durante este espacio de tiempo, serán puestas en práctica las condiciones óptimas a nivel de la Tierra, y ya no de su Nudo Cristalino, para el fenómeno de la Resurrección.

La intensidad de lo que ustedes viven por etapas, por momentos o en permanencia, traduce la inmanencia y la inminencia de tal acontecimiento.

Más allá de la percepción de vuestra Eternidad, y en vuestra Eternidad, hay desde luego elementos tangibles, concretos yo diría, concernientes a vuestra Tierra. Los acontecimientos de naturaleza atmosférica, geofísicos, climáticos, telúricos, se acompañan en lo sucesivo de una báscula ineluctable del polo magnético de la Tierra, desembocando en este intervalo de tiempo, sobre fenómenos de una amplitud inigualada, concerniente a la Vida en la superficie de esta Tierra.

Recuerden por diversas voces, los consejos que les han sido prodigados por diversos intervinientes, concernientes desde luego el desapego, el soltarse, el abandono a la Luz, la comunión con vuestra Eternidad, con vuestros hermanos y hermanas en encarnación como con nosotros, los vuelve aptos en lo sucesivo, para la mayoría de ustedes que han vivido estas transformaciones iniciales, de llevar a cabo sin dificultades, el mecanismo final de la metamorfosis, de la Resurrección y de la Ascensión.


Lo que sucede en el interior de ustedes, dentro de vuestra Eternidad, se desarrolla, desde luego, bajo vuestros ojos, por vuestros medios de comunicación, por el grito de la Tierra llamado Sonido del Cielo y de la Tierra, pero también por los diversos ajustes que conciernen, tanto como lo he dicho, el aspecto telúrico, geofísico y también el conjunto de la Vida que pertenece a la Tierra, por su Tierra - es decir, su Materia.

El cuerpo en el cual ustedes pertenecen a la Tierra, es pues el testigo de lo que se desarrolla dentro de la Tierra.

Así pues mi intervención final de hoy, en vuestro plano, traduce la inminencia de nuestro encuentro en otros planos, en otros estados vibratorios y en otras circunstancias.

Lo que se les pide más que nunca, y una vez más, eso ha sido expresado por diferentes voces, es volverse la Vida, no la vida de una persona con sus problemáticas, sino volverse la Vida misma, que transcurre naturalmente, sin esfuerzos, sin resistencias, y sin sufrimientos.

Ustedes quizá han tenido la ocasión de constatar por ustedes mismos, que en momentos privilegiados más o menos intensos, más o menos presentes, tienen esta capacidad, no de huir de lo que sea, sino más bien de transformar la totalidad de lo que viven. No por efecto de la voluntad, sino más bien por el efecto de un Abandono a la Luz, a la Vida y al Amor.


Así pues, desde la liberación del Nudo Cristalino de la Tierra, que les recuerdo, ha traducido la Reconexión de esta Tierra y del conjunto de este Sistema Solar a su Nudo de Origen, a nivel genético, es decir Sirius, poniendo fin por eso mismo, de manera sutil y cada vez más concreto, al encierro, a las limitaciones, a los miedos y a los sufrimientos.

Tengan en cuenta que es en los momentos donde ustedes dejan la Vida conducirlos, en lugar de ustedes conducir la Vida, que se encuentran en la Alegría, la Paz y sobre todo la Facilidad.

Durante este período, otros intervinientes les han dado medios prácticos y simples para reforzar la Comunión a vuestra propia Eternidad, con el fin de volverse enteramente esta Eternidad que ustedes han sido siempre, mucho más allá de las contingencias de este mundo, mucho más allá de las contingencias de esta persona.

Encontrar eso los colma de Paz, los colma de Evidencia y allana en cierto modo, las dificultades inherentes, ligadas al encierro y a la liberación. Incluso de este encierro, que se traduce a veces por resurgimientos del mental, o de resistencias, sean a nivel individual o colectivo.

Lo que puedo agregar a esto, es simplemente llevar vuestra vida como la vida les pida, y no como ustedes lo desean. Entregarse a la Divina Providencia, a la Gracia, no es solamente un acto de fe, sino más bien una vivencia y una experiencia de cada minuto, que los lleva - como eso les ha sido enunciado por el Comendador en el mes de marzo de este año - como la posibilidad de entrar plenamente, y yo diría en Plena Consciencia de vuestra Eternidad, en vuestra nueva destinación y vuestra nueva dimensión.

Desde luego, eso no sucede así, y no sucederá así para el conjunto de la humanidad, ya que como ustedes lo saben y como ustedes lo viven, hay estratos sucesivos de liberación, de abandono, de comunión y de capacidad de elevarse, y que elevan esta propia materia, espiritualizándola.

Así pues, esta intervención final de mi parte, traduce el cumplimiento del plan, tal como estaba concebido para poner fin al encierro. Todo está a vuestra disposición, sea en los planos sutiles de nuestras manifestaciones, como en los planos sutiles de vuestra propia manifestación, a través de vuestras comuniones, fusiones, respiraciones, y simplemente todo acto de vuestra vida que yo calificaría de todos los días.

El tiempo de salir del tiempo, les aparecerá cada vez más, como una Evidencia, como una certeza, y mucho más como una vivencia mucho más auténtica y mucho más concreta, que lo que ustedes nombran concreto de este mundo y real de este mundo. Pero eso, ustedes lo saben, solo ustedes y ustedes solos, con las circunstancias que les son propias, pueden llevar a cabo este Último Abandono, haciéndolos decir como el CRISTO sobre su cruz:
“Padre, pongo mi Espíritu entre Tus Manos”.

La Humildad, la Simplicidad, la Ética, la Integridad, el Aquí y Ahora, el conjunto de esas cosas que les han sido explicadas, y que han vivido, solo tienen la finalidad de prepararlos íntegramente para este momento particular, donde los polos magnéticos de la Tierra, lo mismo que los polos magnéticos del Sol, se invertirán de manera definitiva.

Están a través de este trabajo como lo saben también, el conjunto de la Confederación Intergaláctica de los Mundos Libres, además, dentro de este mundo particular que es la Tierra, se encuentran la Asamblea de los Ancianos, la Asamblea de las Estrellas, y la Asamblea de los Arcángeles.

En este momento de transición, existe un cierto número de elementos de Consciencias nombradas Arcángeles, como por ejemplo URIEL, MIGUEL y METATRON pero también ANAEL que están dedicados muy especialmente a vuestro acompañamiento, a vuestro servicio, para ayudarlos en cierto modo a finalizar este abandono.

Aquí, se sitúa el Gran Salto, ya no el pasaje de la puerta estrecha, el momento donde el ego deja el lugar al Corazón, sino más bien la instalación definitiva dentro de lo que ha sido llamado hace algunos años por UN AMIGO, el 9no cuerpo, situado en lo alto de vuestro pecho. Es por ese punto, unido, les recuerdo a la puerta KI-RIS-TI, al Chakra del Corazón, al Chakra del Alma y al Chakra del Espíritu, que se realiza la Glorificación de vuestro cuerpo material, así como su disolución.

Vuestro grado de preparación, que es de hecho un grado de abandono, de no querer, de no dependencia a quien sea, o a lo que sea e incluso a nosotros mismos, debe volverlos libres y autónomos dentro de vuestra Eternidad.

No hay nada que preparar, esta preparación es vuestro Último Abandono, que está mucho más allá del cara a cara, tal como han podido vivirlo durante estos meses pasados, sino mucho más yo diría, en cierto modo y como imagen, una línea de llegada, que es de hecho vuestra verdadera partida, vuestro Verdadero Regreso a lo que Ustedes Son.

No es indispensable seguir exteriormente lo que se desarrolla interiormente. Ustedes constatarán, además, que estarán más cómodos en esta basculación magnética, estando sin ninguna proyección de consciencia, sin ninguna atención hacia un acontecimiento exterior, cualquiera que sea, sino más bien centrados sobre vuestra propia vivencia, vuestro propio camino dentro de lo que ustedes saben que no es uno.

Dejen vuestras cargas, dejen vuestro pasado, dejen vuestro futuro, estén íntegramente colocados en el instante presente como se los ha dicho el Comendador, un poco en la posición del observador, si no es que hay en cierto modo, una superposición y una fusión de vuestro cuerpo físico, con vuestro cuerpo de Êtreté, poniendo fin a la existencia de los esquemas sutiles de encierro, nombrados cuerpos astral y cuerpo mental, viniendo a quemar lo que es llamado cuerpo causal, con el fin de dejarlos aparecer en vuestro Cuerpo de Gloria, o Cuerpo de Eternidad, todavía nombrado en vuestras escrituras: “el Cuerpo sin Costuras”.


Es tiempo, si eso no fue hecho ya, de alinearse con esa reversión magnética, con el fin de hacer fusionar lo que ha sido llamada Onda de Vida, y hace algunos años, la Shakti.

Ese Matrimonio y esas Bodas, que se producen en el interior de ustedes, se desarrollan en vuestro templo interior, nombrado el Corazón, por la activación de lo que fue llamado 8º Cuerpo, 9º cuerpo, Chakra del Corazón, Chakra del Alma, Chakra del Espíritu y puerta KI-RIS-TI, unida como quizá ustedes ya lo viven, en resonancia en todo caso, con lo que ha sido llamado Canal Marial. Ahí donde se manifiestan tanto el Uno de Nosotros como vuestro Cuerpo de Êtreté, vuestros contactos con la Luz Una e Indivisible, y Múltiple.

Es esto que debe ser vivido de la manera más intensa y más libremente posible sin voluntad, sin atención, simplemente estando presente, ayudándose de la respiración, ayudándose de la observación del escenario de vida, que se desarrolla en ustedes, en lo que encuentran a cada minuto.

Desde el instante donde ustedes aceptan eso, la amplitud de la vibración de la Corona Radiante del Corazón y de sus diferentes componentes, así como la amplitud de lo que fue nombrado Espíritu Santo, viniendo a activar la corona radiante de la cabeza como la Onda de Vida, va a permitirles por vía del Canal Marial, realizar vuestra Ascensión.


Para el Instante y hasta la basculación magnética de los polos, no hay que ocuparse de efectuar alguna traslado de vuestra Consciencia (adonde haya alcanzado) en el Canal Marial, porque ese desplazamiento se hará por sí mismo, por la fusión completa y definitiva del Canal Marial con la Corona Radiante del Corazón, dando - y ustedes lo sabrán - en el momento donde lo vivirán, un Éxtasis común a ningún otro. Incluso la Onda de Vida no ha podido proporcionar, hasta el presente, este tipo de Éxtasis. 
 
Les recuerdo para los que han vivido la Liberación de la Tierra en el momento donde ésta se ha producido, es decir en marzo y abril del 2012: que había un sentimiento de éxtasis que nacía en los Chakras situados en la parte inferior del cuerpo, pudiendo parecerse, en ciertos casos, a lo que ustedes nombran: orgasmo sexual.

Lo que se va a producir en lo sucesivo, podría llamarse: “Orgasmo del Corazón”. Una vez vivido este Orgasmo del Corazón, la Libertad será total a nivel individual, hasta el momento colectivo, destacándose por manifestaciones repentinas, violentas y brutales del manto de la Tierra.

Desde luego, habrá muchos elementos que para los que todavía están en la personalidad, que podrán ser profundamente desestabilizantes, o provocar pavor. Pero eso no podrá ser el caso para el que se ha colocado en su Eternidad, y que ha empezado la fusión entre el Canal Marial, la Corona Radiante del Corazón, la Shakti y la Onda de Vida.

Todo esto se desarrolla en la Consciencia, pero también en el Cuerpo. Ustedes no tendrán ninguna duda en cuanto a esta vivencia, que no se parece a ninguna otra. No podrá ser confundida con nada, ni llamada de otra manera, que ser un Éxtasis Indecible, mucho más grande que lo que fue nombrado hace un tiempo: Shantinilaya, o la Morada de la Paz Suprema.

Esto solo se puede vivir con la condición de soltar todo, y hablo aquí de soltar a nivel del pensamiento, a nivel de las emociones, a nivel de vuestras heridas pasadas o actuales, poniéndose desde luego en el Aquí y Ahora, y en la Espontaneidad de la Vida.

Si ustedes realizan esto, si llegan en el espacio de algunas respiraciones, a realizar esta desaparición personal total, la Vida tomará posesión de ustedes en su totalidad, y en su globalidad.

Así, en este plano, yo les digo pues, hasta pronto, sobre otro plano.

Lleven vuestra Vida con Alegría y Ligereza, con Benevolencia, con Atención, con Humildad, con Simplicidad. No hay otra puerta de salida que ésa. No se trata más de la puerta estrecha, sino yo diría una puerta a las dimensiones, tan vasta, que abraza el Infinito de los mundos, y el infinito de las dimensiones.

Recuerden que solo ustedes pueden hacer eso, pero que nuestras Presencias se entregan a ustedes. Lo mismo que la Presencia ahora es casi total, o total, de vuestro Propio Cuerpo de Êtreté, situado a vuestra izquierda, a lo largo del Canal Marial. Quizá lo sientan a veces como descendiendo mucho más bajo que la zona del Canal Marial, viniendo a adueñarse y tomar posesión por la izquierda, de vuestro cuerpo en su totalidad.

Si eso ya es vivido, ustedes viven las primicias de la fusión del Canal Marial con la Corona Radiante del Corazón. Solo puedo animarlos a no buscar explicitar, sino más bien a aprovechar el instante y el momento donde viven eso. El Llamado se hará, desde luego, tanto por el Canal Marial, como para otros por la Onda de Vida, como para otros, todavía por la Shakti.

Cualquiera que sea, el resultado final será el mismo: la basculación magnética de vuestros propios polos, así como los de la Tierra. Esta reversión, esta basculación, esta inversión que los restablece en el sitio, les abrirá de manera irremediable, la Puerta de vuestra Eternidad.

Yo soy SERETI, Guía Azul de Sirius, y me da una gran alegría de supervisar en cierto modo, este ciclo de siete años, y de nueve año,s que se acaba ahora. Permítanme aportarles mi modesta vibración de Guía Azul de Sirius, dentro de vuestra Presencia aquí mismo.

En el Amor del Uno.

A cada Hijo del Uno.

Yo soy SERETI, y les digo, hasta Siempre en la Eternidad.

Que el CRISTO, que la FUENTE, sean vuestra Guía.

Adiós.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada