Translate

martes, 30 de julio de 2013

Madre Divina: Aparte de Todo Antagonismo





Madre Divina: Aparte de Todo Antagonismo
Por Agnimitra Om
Del Colectivo de los Niños de la Ley del Uno
 21 de Julio 2013.

Saludos hijas e hijos de la Tierra.
Soy la Madre Divina. Yo Soy la Reina de la Paz. Desde mi Reino de Fuego Yo os envuelvo en Mi Presencia. Desde mi Reino de Fuego me abro a vosotros para acogerlos en vuestra Presencia.

Hijos míos, este intercambio es constante, sin descanso. Este intercambio acontece incluso cuando vuestra atención no está dirigida hacia él. Continuamente vuestra alma en mi se fusiona y comulga y es nutrida y alimentada por la Paz que Yo Soy, por la Luz que Yo Soy, por la Sabiduría que Yo Soy. De esta forma nuestra Unidad es completa y plena, inclusive en el nivel en el que antes se había conseguido parcialmente por la experiencia del olvido y que ahora ha sido restablecido, en el mismo planeta, en su estado original y puro.

Hijos e hijas de la Tierra, vengo en medio de vosotros, cumpliendo Mi promesa de que voy a acompañaros continuamente conduciéndoos a nuestro Gran Encuentro, durante el Concilio de Ibez. Yo vengo, por tanto, por Mi Palabra y Vibración, por el Verbo Vivo, a reavivar en vuestros corazones la Llama de la Aspiración, reavivar en vuestro seno la verdadera Devoción al Sagrado Corazón de Fuego, Mi Corazón, vuestro Corazón, Corazón del Planeta, Corazón del Sistema Solar, Corazón del Universo mismo.

En este centro sin circunferencia, nosotros somos Uno, siempre y eternamente. Entonces a partir de este punto en la Unicidad, Mis Hijos, Mi Verbo Vivo se vuelca hacia vosotros en vuestros cuerpos, en vuestra mente, en vuestra alma y Esencia, recordándoos el verdadero sentido del servicio. Un acogimiento amoroso y un estado en el cual todos aquellos unidos a Mi corazón se instalan y continuamente se abren.

Mis Hijos, para limpiar vuestra mente, limpiar vuestro mundo interior de toda noción de separación, de toda noción de perjuicio, hasta aquél más sutil, hasta aquél más aparente e inofensivo. Este es el momento en que vosotros debéis unir el alma, en su Esencia, a partir de vuestro Corazón, sin conflictos, sin repulsiones y distracciones de vuestro verdadero propósito.

Mis Hijos, Mis palabras no son para ser tomadas a nivel físico, en un sentido en el que vosotros debéis unir físicamente. Vosotros ya sabéis ahora que el escenario cumple con su papel y que es guiado por la Inteligencia que vosotros Sois, a nivel Supra-Cósmico. Por tanto, en estos reencuentros o reagrupamientos, vosotros no debéis de preocuparos ni aplicar vuestra voluntad personal, más bien estar delante de la vida en entrega, completa apertura y entrega total de sí. En esto se revela también el verdadero servicio, en el que, a partir de vuestro punto interior, vosotros permanecéis en constante apertura, compartiendo en acogimiento a todos vuestros hermanos y hermanas.

A todos los verdaderos servidores, dentro de estos puntos de entrega, entrega y acogimiento, Yo Me os dirijo ahora: no permitan que las nociones mezquinas de la mente se interpongan entre vosotros, porque repercutirán cada vez más profundamente en vuestro Corazón, allí es en donde el antagonismo se disuelve, allí es en donde la contradicción es resuelta, en la Sabiduría infinita de vuestro Corazón. Solo basta, hijos, que vosotros aceptéis descansar en la Morada de Paz, que nuestro Corazón de Fuego es. Solo basta que vosotros acudáis a Mi Voz y aceptéis Mi invitación: vengan a Mí, en Mí, Conmigo, en este espacio Sagrado de Silencio, en este espacio Sagrado de Comunión, en este espacio de fusión y de reencuentro.

Hijos Míos, Yo voy a visitaros durante todos estos días para dar cumplimiento al propósito de cada alma encarnada en este Planeta. Mi acompañamiento es incuestionable, irrestricto e incondicional. Mi acompañamiento a vuestro lado es tal que vosotros emanaréis Amor, Fuerza y Paz. Acercaros a este Sagrado Corazón, hijos e hijas de la Eternidad. Permitíos ser conducidos a este Tempo del Fuego en donde nuestro reencuentro y fusión son ciertos...

Yo os amo intensamente. Mis hijos. Este Amor es Verbo sobre vosotros ahora Mis bendiciones y Gracia a nuestro Ser.

…Comunión…

Hijos e hijas bien amados, muchos de vosotros atravesaron el puente que os conduce a un estado en el que vosotros percibís claramente la ilusión de este mundo. En algunos, se estableció cierta percepción distorsionada y distanciada de repulsión hacia la vida. Yo os revelo en este momento, en este momento Eterno, en el Aquí y Ahora de nuestra consciencia, que vosotros debéis atravesar ese mismo puente, por medio de este estado de acogimiento, para disolver la ilusión de vuestro mundo personal en nuestro Fuego Sagrado del Corazón. Que está ahí llamando a aquellas almas que atenderán y asistirán a Mi llamado al estado de Bodhisattva.

Este puente pronto comenzará a ser disuelto, por el sacrificio, por la entrega de sí mismo, porque acogen en sí, acogen en el Fuego de su propio Corazón la ilusión de este mundo, y verán nacer una nueva vida, aquí mismo, en la carne.

Nosotros todos nos acompañamos, a todos Yo os acompaño, que vuestra elección sea por la extracción, que vuestra elección sea por el acogimiento de este pequeño hogar. Yo os acompaño a todos. En Mi Corazón cada uno de vosotros existe como una Chispa Divina, en Mi corazón cada una de estas Chispas son continuamente avivadas y alimentadas por el Fuego Eterno del Espíritu Perfecto.

Bendición y Paz a todos mis Hijos de la Tierra. Os convido a un reencuentro y a un momento de acogimiento, en Presencia y en amoroso acogimiento el día 30 de vuestro mes en la misma hora en la que nos hemos encontrado.

Mis palabras serán oídas más de una vez, como gotas de un bálsamo sanador, como chispas que vienen a potenciar la vivencia en la carne del Espíritu Ígneo, abriéndose a este período del Concilio de Ibez en el cual todas Mis Almas son convidadas a ser parte. Después de este Concilio, Mi Voz será escuchada por todos mis mensajeros, por todas las criaturas, que asumirán su papel como Mis portavoces a través de estas voces, mi instrucción llegará a cada corazón, por medio de las palabras, gestos y caricias.

Así se cumple cada vez más la realidad de nuestra Unicidad y la irrealidad de toda distancia. Estoy con vosotros, Yo os conozco desde todas las eras y por toda la Eternidad. En este Amor nacimos, en este Amor nos disolveremos. Sean bendecidos en el Fuego de nuestro Corazón Sagrado.


Madre Divina
Traducción:  Lucía Montaño

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada